Páginas vistas en total

miércoles, 20 de febrero de 2013

Plan para eliminar toxinas


A la alimentación alcalina la llamamos así, y no le decimos "dieta", porque su objetivo principal no es hacerte bajar de peso, sino eliminar las sustancias tóxicas o dañinas del cuerpo.
Nació en 1907, cuando el doctor William Howard planteó que el ser humano había adquirido costumbres alimenticias poco naturales que lo estaban llevando a padecer enfermedades crónicas desconocidas para sus antepasados. Así, según esta corriente, nuestro plan de alimentación debería estar compuesto por alimentos alcalinos en un 80 por ciento y por algunos pocos alimentos ácidos (apenas el 20 por ciento restante).
La meta principal: llevar el potencial de hidrógeno de la sangre, más conocido como pH, a un nivel bajo de alcalinidad. El nivel ideal está cerca de 7. Para que tengas una referencia, te contamos que un pH de 0 es completamente ácido y que uno de 14 es sumamente alcalino. Aunque en líneas generales el cuerpo, que es más "inteligente" de lo que creemos, intenta alcanzar ese nivel por sí mismo, si lo ayudamos desde la alimentación, sus mecanismos homeostáticos van a sentirse menos estresados y más liberados (¡y nosotras también!). Seguramente te estés preguntando qué son los mecanismos homeostáticos. Bueno, son los que se ocupan de regular el equilibrio en nuestro cuerpo. El de acidosis (exceso de ácido en el cuerpo) versus alcalosis (predominio de alcalinidad) es uno de los más importantes.
Gracias a la alimentación alcalina podemos manejar el PH de nuestro cuerpo y lograr que nuestras celulas  funcionen mejor. ¡Probala!
De la teoría a la práctica
Ahora, yendo a lo más importante, te contamos: consumiendo una mayoría de alimentos alcalinos y pocas comidas ácidas, podés evitar que tu organismo recurra a minerales como el calcio o el magnesio, que se sacan directamente de nuestros huesos. Aunque hay especialistas que aseguran que mediante la alimentación alcalina sólo se puede modificar el pH de la orina -que habitualmente ronda el número 5- y no el de la sangre, para estar saludables y sentirnos bien hay que alcanzar un equilibrio. Entonces, la alimentación alcalina propone hacerlo limitando el consumo de alimentos ácidos, que son los que dejan más residuos. Los principales signos que indican que tal vez estés consumiendo muchos alimentos ácidos son: el enlentecimiento de los procesos del pensamiento, los dolores de cabeza, la fatiga muscular, la dificultad para concentrarte, la irritabilidad, el dolor de estómago, las náuseas, el dolor de pecho, la constipación, la tensión en el cuello, los hombros y el dolor de espalda, junto con los espasmos musculares.
Beneficios de este tipo de alimentación
De acuerdo con el Dr. Howard y sus seguidores, al eliminar la carne de la alimentación diaria se puede elevar el pH de la orina, lo que hace que los riñones funcionen menos y previene el desarrollo de cálculos renales.Pero llevar adelante una alimentación esencialmente alcalina también sirve para preservar la masa ósea y muscular o disminuir el riesgo de cáncer y algunas enfermedades crónicas.
Si bien esto está en vías de ser comprobado, lo que sí se sabe es que priorizando las frutas y los vegetales -la alimentación alcalina propone aumentar la ingesta recomendada y llevarla de 5 a 8 porciones entre ambos grupos por día- y eliminando de la vida diaria los alimentos procesados, el alcohol y el café, es posible mejorar la salud, llevar el cuerpo a su peso óptimo, mejorar la calidad del sueño, el estado anímico y el estado de concentración; y además favorecer el proceso antienvejecimiento.
Frutas y verduras: Jugos, espinaca cruda, brócoli, zanahoria, cebolla, repollo, remolacha, papa, batata, uva, kiwi, manzana, pasas, limón, sandía, palta, coco, tomate, naranja, higos secos, ciruelas, mango, dátiles.
Cereales, granos, nueces y semillas: Amaranto, lentejas, quínoa, maíz dulce, avellanas, coco, almendras, trigo crudo.
Carnes, leches y huevos: Leche materna, queso de soja, leche de soja, leche de cabra, queso de cabra.
Aceites, endulzantes y condimentos: Stevia, almíbar, miel cruda, azúcar cruda, aceite de oliva y de canola.http://www.revistaohlala.com/1556071-plan-para-eliminar-toxinas

lunes, 18 de febrero de 2013

De a poco, los chamanes llegan a la ciudad

Cada vez con más frecuencia se realizan en Rosario las ceremonias con 
plantas como la ayahuasca para “curar el cuerpo”. Un sanador guaraní 
atiende entre 50 y 60 pacientes
 en cada visita a la ciudad.
Los chamanes llegan a la ciudad. Cada vez son más frecuentes en 
Rosario y localidades vecinas las ceremonias ancestrales con plantas
 psicoactivas como la ayahuasca utilizadas para "sanar el cuerpo".
Pero no sólo las plantas y hierbas mágicas están al alcance de
la mano de muchos habitantes. Los cantos de poder, caminar
por la arena o el pasto, bailar bajo la Luna y ensayar un sapucay
 en la orilla del Paraná, son algunas de las recetas que  Basilio Soria,
sanador tupí guaraní, aporta a sus casi 60 pacientes rosarinos
en sus visitas mensuales a la ciudad. En diciembre pasado se
realizaron las terceras jornadas sobre chamanismo y ampliación
 de conciencia organizadas por la Fundación Mesa Verde. Junto
 a otros chamanes, Basilio Soria participó del evento para revelar
 aquellos aprendizajes que, como sus colegas, tomó ni más ni menos
 que de sus antepasados para sanar el cuerpo y el espíritu.
"Es como ir a estudiar a la universidad. Yo estudié para ser médico
aborígen, aprendí de mis abuelos, de mi papá", resume Soria
n contacto con Rosario3.com acerca de la práctica que ejerce.
Bajo, morocho y con unos bigotes tan grandes como simpáticos
 este hombre de camisa blanca, chaleco marrón y collar de semillas
no parece a simple vista un chamán. Sin embargo, su nombre de guerra
"Aguarapire Seacandiru" (en guaraní) resume ese mote, ya que significa:
“gran pájaro mitológico con poder espiritual y de sanación".
Si bien el chamanismo hace pensar en las culturas de México y Perú,
Argentina también tiene una gran tradición en el tema. "Son muchos
los grupos étnicos de acá, aunque muchos fueron exterminados. Lo que
 nos queda de ellos es la medicina tradicional indígena y ese
 poder de linaje se sigue trasmitiendo de generación en generación",
explica Diego Viegas, antropólogo y miembro de Mesa Verde. Es así, que el
chamanismo casi siempre es hereditario,de linaje de sangre y si hay buena
predisposición de tíos y abuelos se puede repetir para seguir circulando.
Pero también tiene mucho de auto-aprendizaje y sobre todo de poner el
cuerpo para recibir esa formación. "La misma naturaleza me va diciendo.
 En la energía, en el contacto, aprendimos a conocer todo lo que sabemos.
Pero no basta lo que tenemos, vamos a seguir estudiando, hay muchas
cosas que resolver todavía", completa el ypayé (chamán en guaraní)
Soria. Mientras la medicina occidental va a la manifestación del síntoma
y actúa cuando la persona ya está enferma, las medicinas tradicionales
de los pueblos originarios ponen su foco de atención en el origen.
"La primera trata de cortar con el cuchillo, la segunda se centra en el
aspecto espiritual que para la medicina ocidental con su filosofía materialista
no existe", explica Viegas. Para el chamán, la enfermedad comienza siempre
 a partir del cuerpo espiritual y energético y si eso no es tratado avanza
sobre el cuerpo físico con lo cual se termina por declarar la enfermedad.
"El sanador trata de ir hacia lo profundo de la causa, y la causa no es física.
 Para la psicología esas trabas son propias de la neurosis,
para los chamanes son propias de los epíritus", sostiene el antropólogo.
  Hace varios años que Soria viene a Rosario para participar de jornadas
 de estudio y formación (como las que se llevaron a cabo en diciembre pasado)
pero también a atender a sus propios pacientes. Todos los meses recibe entre
50 y 60 personas que llegan con todo tipo de dolencias, pero sobre todo, sufren
 de ataques de pánico, angustia y depresión. Caminar por la madre tierra,
la arena o el pasto puede ser parte de la cura. "La arena es sanadora, es
terapéutica. Cantar un sapucay a orillas del Paraná puede servir tanto
para mejorar la arritmia cardíaca como para desbloquear el plexo solar,
sanar a los que sufren bloqueos del amor y pánico, que antes lo llamábamos
 susto", explica sin vueltas el sanador y abunda: "El canto también sana. Es
como un vientito, como una energía, que trae un cambio de pensar que hace
 aliviar todos los pensamientos. Cuando uno recibe ese vientito, ya no piensa
porqué antes estaba mal". Pese a que ya suma una larga lista de pacientes,
Soria cuenta que algunos llegan con desconfianza al primer encuentro y confiesa
 que son esos los que terminan pagando más. "A una mujer que la noté con
dudas le pregunté: «¿Usted cree?» Como dijo un sí tardío le respondí: «Entonces
son 12 sesiones, porque tengo que sensibilizarla y romper la incredulidad. Y asi
 llegará a su sanación». En cambio, si creía le salía más barato", reflexiona.

La medicina indígena y las terapias alternativas ganan terreno en Rosario.
Plantas sagradas
Las técnicas difieren entre chamanes y culturas chamánicas. Algunos
 utilizan plantas, otros cantos o hierbas medicinales. Dependiendo del
problema quese trate o de la dolencia espiritual a abordar. En la última
década, Argentina vivió el fenómeno de la expansión de una pócima de
plantas amazónicas conocida por su nombre quechua "ayahuasca".
Ese mágico brebaje que hasta hace unos 50 años sólo circulaba entre
los pueblos originarios de la selva, hoy se puede ver en los medios de
comunicación masivos, redes sociales, y sitios web y hasta se ofrecen
en talleres terapéuticos, sesiones religiosas o excursiones
 turísticas. En Rosario, localidades vecinas y en las islas entrerrianas
del otro lado del Paraná son frecuentes las reuniones para realizar la
toma de esa poción. "La ayahuasca sirve para adquirir información
del paciente y sanarlo. Hay un gran auge en Estados Unidos, Barcelona
y llegó hace tiempo a Buenos Aires y Rosario donde mucha gente busca
tener la experiencia pero hay que aclarar que no todo el mundo está
preparado para una medicina de este tipo que para muchos es muy
sanadora", explicó Viegas. Según Viegas, los estudios científicos demuestran
 que la bebida –que contiene la fantástica molécula DMT– "genera un estado
 ampliado de conciencia durante el cual pueden emerger contenidos emocionales
 inconscientes y reprimidos de carácter biográfico, manifestarse imágenes
transpersonales y transculturales, o lograrse la sensación de conciencia
 expandida"."Para los nativos se trata de una planta maestra que, lejos de
facilitar alucinaciones, ayuda a percibir la realidad tal cual es, otorga sanidad,
 fortaleza espiritual y confrontación profunda con los abismos psicológicos, y
 permite a los chamanes que la emplean hacer diagnósticos, tratar dolencias
o formular presagios", sostiene el antropólogo y miembro de Mesa Verde.
Hay especialistas que combinan la medicina tradicional indígena, la psicología
 y la terapia occidental para el tratamiento exclusivo de las adicciones a
través de la planta."Hay experiencias que empezaron tímidamente hace
20 o 30 años y ya cuentan con un 60% de recuperación como es el caso
de algunos trabajos en Perú. Incluso, el Estado de Brasil está financiando
experiencias existosas con uso de la ayahuasca en el tratamiento de las
 adicciones, sobre todo, en poblaciones como San Pablo
donde el consumo del crack alcanzó porcentajes elevados", concluyó Viegas. http://www.rosario3.com/noticias/noticias.aspx?idNot=125095&De-a-poco,-
los-chamanes-llegan-a-la-ciudad. Por Virginia Giacosa

El cáncer y la alimentación: mitos y verdades


Mucho se ha dicho y se seguirá diciendo sobre la relación entre lo que comemos y nuestra salud. Hay mitos y hay verdades, comprobadas científicamente. Te ayudamos a sacarte algunas dudas, según la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Aumenta el alcohol el riesgo de contraer cáncer?
Sí. El alcohol eleva el riesgo de contraer cánceres de la boca, la faringe, la laringe, el esófago, el hígado y mama, y probablemente cáncer de colon y recto. Las personas que toman bebidas con alcohol deben limitar su consumo a no más de dos copas por día para los hombres y una, para las mujeres. La combinación de bebidas con alcohol con tabaco aumenta el riesgo de contraer cáncer mucho más que los efectos individuales que tiene cada uno por sí solos. El consumo habitual de alcohol se asocia con un riesgo aumentado de cáncer de mama para las mujeres. Las mujeres que tienen un alto riesgo de cáncer de seno deben considerar no ingerir ninguna clase de alcohol.

¿Qué son los antioxidantes y qué tienen que ver con el cáncer?
El cuerpo parece utilizar ciertos nutrientes de las frutas y verduras para protegerse y combatir el daño a los tejidos que produce el metabolismo normal (oxidación). Debido a que este tipo de daño se asocia con un riesgo aumentado de cáncer, se cree que estos nutrientes llamados antioxidantes protegen contra el cáncer. Entre los antioxidantes se encuentran la vitamina C, la vitamina E, los carotenoides y muchos otros fitoquímicos (químicos de las plantas). Los estudios indican que las personas que comen más frutas y verduras, que son fuentes abundantes de antioxidantes, pueden tener un riesgo menor de tener ciertos tipos de cáncer. Se están llevando a cabo actualmente estudios clínicos sobre los suplementos, pero aún no se ha demostrado que las vitaminas o los suplementos minerales reduzcan el riesgo de cáncer. Para reducir el riesgo de desarrollar cáncer, la mejor recomendación actualmente es obtener los antioxidantes directamente de los alimentos.

¿Causa cáncer el aspartame?
El aspartame es un endulcorante artificial bajo en calorías que es aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar. Actualmente no hay pruebas que demuestren alguna relación entre el consumo de aspartame y un riesgo aumentado de cáncer. Las personas con un trastorno genético conocido como fenilketonuria deben evitar los alimentos y bebidas que contengan aspartame.
¿Reduce el betacaroteno el riesgo de cáncer?
Debido a que el betacaroteno, un antioxidante químicamente relacionado con la vitamina A, se encuentra en las frutas y verduras, se piensa que tomar altas dosis de suplementos con betacaroteno podría reducir el riesgo de cáncer. Sin embargo, los resultados de tres estudios clínicos indican que esto no es correcto. En dos de los estudios, en los que se les dio a las personas altas dosis de suplementos de betacaroteno en un intento por prevenir el cáncer del pulmón y otros tipos de cáncer, se encontró que los suplementos aumentaron el riesgo de cáncer del pulmón entre los fumadores de cigarrillos, y el tercer estudio no encontró beneficio ni daño como consecuencia del uso de suplementos de betacaroteno. Por lo tanto, el consumir frutas y verduras que contengan betacaroteno puede ser beneficioso, pero las altas dosis de suplementos de betacaroteno deben evitarse.
¿Qué son los alimentos producto de la bioingeniería? ¿Son seguros?
Los alimentos producto de la bioingeniería se producen al añadir genes de otras plantas u organismos para hacer que una planta sea más resistente a las plagas, así como a su descomposición. Algunos genes mejoran el sabor y/o la composición nutritiva, o facilitan la digestión de los alimentos. En teoría, estos genes añadidos pueden crear sustancias que pueden causar reacciones dañinas a las personas sensibilizadas o alérgicas. No obstante, actualmente no hay pruebas que evidencien que las sustancias contenidas en los alimentos producidos mediante bioingeniería disponibles en el mercado sean peligrosas o puedan aumentar o reducir el riesgo de cáncer.
¿El calcio está relacionado con el cáncer?
Varios estudios han indicado que los alimentos ricos en calcio pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal y que el consumo de suplementos de calcio reduce la formación de adenomas colorrectales (pólipos). No obstante, también hay pruebas de que el alto consumo de calcio, principalmente por medio de suplementos, se asocia con un riesgo aumentado de cáncer de la próstata, especialmente para los de tipo más agresivos. Por esta cuestión, tanto los hombres como las mujeres deben esforzarse por consumir los niveles de calcio recomendados, que provengan principalmente de los alimentos. Los niveles de consumo de calcio recomendados son 1,000 miligramos diarios para las personas entre 19 y 50 años de edad, y 1,200 miligramos diarios para las personas mayores de 50 años. Los productos lácteos son una fuente excelente de calcio, al igual que algunos alimentos vegetales de hoja verde.

  • Nutrición

¿El colesterol en la alimentación aumenta el riesgo de tener cáncer?
El colesterol en la alimentación proviene sólo de alimentos de origen animal como la carne, los lácteos, los huevos y las grasas animales (como la manteca). Aunque algunos de estos alimentos (por ejemplo, las carnes rojas y carnes procesadas) están asociadas a un riesgo mayor de ciertos cánceres, al momento existe muy poca evidencia que indique que este riesgo aumentado esté asociado específicamente con el colesterol. Reducir el colesterol en la sangre disminuye el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares, pero no hay pruebas de que disminuir el colesterol en la sangre afecte el riesgo de tener cáncer.
¿Tomar café causa cáncer?
La cafeína puede empeorar los síntomas de las masas fibroquísticas del seno (un tipo benigno de enfermedad de la mama) en algunas mujeres, pero no hay pruebas que demuestren que aumente el riesgo de desarrollar cáncer de mama ni otros tipos de cáncer. La asociación entre el café y el cáncer del páncreas, la cual ha sido muy comentada en los medios de comunicación, no ha sido confirmada por estudios recientes: no se ha demostrado que haya relación entre tomar café y el riesgo de cáncer.
¿Comer menos grasa disminuye el riesgo de cáncer?
Existe muy poca evidencia sobre cómo afecta la cantidad total de grasa que una persona consume con su riesgo de desarrollar cáncer. Sin embargo, una alimentación rica en grasas tiende a ser alta en calorías, lo que puede contribuir a la obesidad, que a su vez se asocia con un riesgo aumentado de desarrollar varios tipos de cáncer. Existe evidencia de que ciertos tipos de grasas, como las grasas saturadas, pueden aumentar el riesgo de cáncer. Existe poca evidencia que indique que otros tipos de grasa (ácidos grasos omega-3, encontrados principalmente en el pescado), los ácidos grasos monoinsaturados (encontrados en los aceites de oliva y canola), u otras grasas poliinsaturadas reduzcan el riesgo de cáncer.
¿Qué es la fibra en los alimentos? ¿Puede prevenir el cáncer?
La fibra en los alimentos incluye una variedad de carbohidratos vegetales que los humanos no pueden digerir. Las categorías específicas de la fibra son: "soluble" (como el salvado de avena) e "insoluble" (como el salvado de trigo y la celulosa). La fibra soluble ayuda a reducir el colesterol en la sangre, lo cual baja el riesgo de tener enfermedad de la arteria coronaria. Algunas buenas fuentes de fibra son los frijoles, las verduras, los granos integrales y las frutas. Las relaciones entre el consumo de fibra y el riesgo de cáncer no son contundentes, pero aún se recomienda el consumo de estos alimentos por contener otros nutrientes que pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer.
¿Consumir pescado protege contra el cáncer?
El pescado es una fuente rica en ácidos grados omega-3. Los resultados de los estudios realizados en animales indican que estos ácidos grasos suprimen la formación del cáncer o desaceleran su crecimiento, pero la evidencia sobre un posible beneficio para los humanos es limitada.
Aunque comer pescado rico en ácidos grados omega-3 está asociado con una reducción en el riesgo de enfermedad cardiaca, algunos tipos de pescado (los predadores grandes, como el pez espada, el blanquillo y el tiburón) pueden contener altos niveles de mercurio, bifenilos policlorados y dioxinas, así como otros contaminantes del ambiente, por eso no deben comerlos las embarazadas, ni las que están lactando, ni las que están buscando un embarazo, ni los niños.
Las investigaciones aún no han demostrado si el consumo de omega-3 o suplementos de aceites de pescado produce los mismos beneficios posibles que comer pescado.
¿Qué es folato? ¿Puede prevenir el cáncer?
El folato es una vitamina B que se encuentra en muchos vegetales o verduras, frijoles, frutas, granos integrales y cereales fortificados. En Estados Unidos, desde 1998 todos los productos de grano se fortifican con folato. Consumir muy poco folato puede aumentar el riesgo de cáncer de colon, de recto y de mama, especialmente en las personas que toman bebidas alcohólicas. Actualmente hay pruebas que indican que para reducir el riesgo de cáncer es mejor obtener el folato mediante el consumo de frutas y verduras, así como de productos de granos fortificados
Causan cáncer los aditivos alimenticios?
A los alimentos se les añaden muchas sustancias para su mayor conservación y para realzar su color, sabor y textura. Los aditivos nuevos tienen que pasar por la aprobación de la Food and Drug Administration (FDA) antes de estar disponibles para ser usados en los alimentos. Como parte de este proceso, se realizan pruebas rigurosas en animales para saber si hay efectos en el desarrollo de cáncer. Generalmente los aditivos se encuentran en muy pocas cantidades en los alimentos y no hay pruebas convincentes que demuestren que algún aditivo -a esos niveles- cause cáncer en los humanos.
¿Puede el ajo prevenir el cáncer?
Los beneficios a la salud que brindan los compuestos de alium, contenidos en el ajo y otras verduras de la familia de la cebolla, han recibido mucha publicidad. Actualmente se está estudiando el ajo para determinar su capacidad de reducir el riesgo de cáncer, pero aún no hay pruebas contundentes que apoyen una función específica de este vegetal en la prevención del cáncer.
¿Qué son los fitoquímicos? ¿Reducen el riesgo de cáncer?
Los fitoquímicos se refieren a una variedad de compuestos producidos por las plantas. Algunos de estos compuestos protegen a las plantas contra los insectos o realizan otras funciones esenciales. Algunos tienen efectos antioxidantes o actúan como hormonas tanto en las plantas como en las personas que las consumen. Debido a que el consumo de frutas y verduras reduce el riesgo de desarrollar cáncer, los investigadores están buscando los componentes específicos responsables de este efecto. Actualmente no hay evidencias que muestren que los fitoquímicos tomados en suplementos sean tan benéficos como los obtenidos mediante el consumo de frutas, verduras, frijoles y granos.
¿Causa cáncer la sacarina?
No. En las ratas, las altas dosis del edulcorante artificial sacarina pueden causar que se formen cálculos (piedras) en la vejiga, que pueden tener como consecuencia cáncer de vejiga. Pero no ocurre lo mismo en los humanos. El US National Toxicology Program la ha eliminado de su lista de carcinógenos.
¿Aumentan el riesgo de cáncer los altos niveles de sal en la alimentación?
Los estudios realizados en otros países establecen una asociación entre las dietas que contienen una gran cantidad de alimentos curados con sal o preparados en vinagre y un riesgo aumentado de cáncer estomacal, cáncer nasofaríngeo y cáncer de la garganta. No hay evidencia que indique que el consumo moderado de sal que se utiliza para cocinar o sazonar los alimentos afecte el riesgo de cáncer. El exceso de ahumados puede estar asociado al cáncer de estómago.
¿Puede la soja reducir el riesgo de cáncer?
Los alimentos derivados de la soja son una fuente excelente de proteína y una buena alternativa a la carne. La soja contiene varios fitoquímicos, algunos de los cuales tienen una leve función estrogénica y, en los estudios con animales, parecen ofrecer protección contra los cánceres que dependen de las hormonas. Actualmente existe poca información que demuestre que los suplementos de soja pueden disminuir el riesgo de cáncer. Las altas dosis de soja pudieran aumentar el riesgo de los cánceres que responden al estrógeno, tales como el cáncer de mama o de endometrio.
Las mujeres con cáncer de mama deben consumir sólo cantidades moderadas de productos de soja como parte de una alimentación vegetal saludable, y no deben ingerir altos niveles de soja en sus dietas o consumir fuentes concentradas de soja, tal como píldoras que contienen soja, o polvos o suplementos que contengan altas cantidades de isoflavones.
¿Aumenta el azúcar el riesgo de cáncer?
El azúcar aumenta la ingestión de calorías sin proveer ninguno de los nutrientes que pueden reducir el riesgo del cáncer. Como promueve la obesidad y los niveles elevados de insulina, el alto consumo de azúcar puede aumentar indirectamente el riesgo de cáncer. La azúcar blanca (refinada) no es distinta al azúcar morena (sin refinar) o a la miel con respecto a estos efectos en el peso corporal o la insulina. Limitar alimentos como los pasteles (tartas o bizcochos), los dulces, las galletas, los cereales azucarados, y los refrescos con alto contenido de azúcar (tal como la soda) pueden ayudar a reducir el consumo de azúcar.
¿Pueden los suplementos nutricionales disminuir el riesgo de cáncer?
Existe una fuerte evidencia de que una alimentación rica en frutas y verduras, así como otros alimentos de origen vegetal pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Sin embargo, actualmente no hay pruebas que demuestren que el consumo de suplementos pueda reducir el riesgo de cáncer, e incluso puede que algunos suplementos en altas dosis aumenten el riesgo de cáncer.
¿Puedo obtener los efectos nutricionales de las frutas y verduras por medio de una pastilla?
No. Muchos compuestos saludables que se encuentran en las frutas y verduras muy probablemente funcionan en conjunto para bajar el riesgo de cáncer. Pero las pastillas que se venden como equivalentes al consumo de frutas y verduras a menudo tienen sólo una pequeña fracción de estos compuestos. Los alimentos son la mejor fuente de vitaminas y minerales.
Sin embargo, los suplementos pueden ser útiles para algunas personas, como las mujeres embarazadas o las personas que no pueden consumir ciertos alimentos debido a alergias, intolerancias u otros problemas. Si se ingiere un suplemento, la mejor opción es un suplemento multivitamínico / mineral que no contenga más del 100% del "valor diario" de la mayoría de los nutrientes.
¿Puede reducir el riesgo de cáncer el tomar té?
Algunos investigadores han indicado que el té puede servir de protección contra el cáncer debido a su contenido de antioxidantes. En los estudios realizados con animales, algunos tipos de té (incluyendo el té verde) han demostrado que reducen el riesgo de cáncer, pero los hallazgos de los estudios hechos en humanos son mixtos. Actualmente no se ha demostrado que el té reduzca el riesgo de cáncer en los humanos.
¿Aumentan las grasas trans -saturadas- el riesgo de cáncer?
Las grasas trans o saturadas se producen durante el proceso de hidrogenado de los aceites como las margarinas o la manteca para hacer que permanezcan en estado sólido a temperatura ambiente. Hay pruebas recientes que muestran que las grasas trans suben los niveles de colesterol en la sangre. Aunque su asociación con el riesgo de cáncer no ha sido determinada, se recomienda a la gente reducir lo más que pueda su consumo de estas grasas.
¿Disminuye el riesgo de cáncer el consumo de frutas y verduras?
En la mayoría de los estudios realizados con grupos numerosos de personas, se ha asociado un consumo mayor de frutas y verduras con un menor riesgo de cáncer del pulmón, de boca, de esófago, estómago y colon. Debido a que desconocemos cuáles de los muchos componentes en estos alimentos son más beneficiosos, la mejor recomendación es comer cinco o más porciones de frutas y verduras coloridas.
http://www.entremujeres.com/vida-sana/salud/Preguntas-comunes-alimentacion-cancer-mitos_0_796720404.html
Fuente: Sociedad Americana contra el Cáncer



jueves, 7 de febrero de 2013

Té verde y vino tinto contra el Alzheimer?


Productos químicos naturales que se hallan en el té verde y el vino tinto pueden interrumpir un paso clave en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Así lo sugiere un nuevo estudio de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido.
Los científicos identificaron durante estudios de laboratorio en fase inicial el proceso que permite a los grupos de proteínas perjudiciales aferrarse a las células del cerebro, provocando su muerte. Luego, fueron capaces de interrumpir esta vía utilizando los extractos purificados de EGCG del té verde y el resveratrol del vino tinto. Los resultados de este trabajo, publicado en Journal of Biological Chemistry y citado por la agencia de noticias Europa Press, ofrecen potenciales nuevas dianas para el desarrollo de fármacos para tratar la demencia.


"Es un paso importante para aumentar nuestra comprensión de la causa y la progresión de la enfermedad de Alzheimer", señaló el investigador principal, el profesor Nigel Hooper, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Leeds. Según Hooper, es un error pensar que el Alzheimer forma parte del proceso natural del envejecimiento, ya que es una patología que, según los científicos, se podría curar a través de la búsqueda de nuevas oportunidades de dianas farmacéuticas como la descubierta en este trabajo.
La enfermedad se caracteriza por una acumulación distinta de la proteína amiloide en el cerebro, que se agrupa para formar bolas tóxicas y pegajosas de diferentes formas. Estas protuberancias se aferran  a las células nerviosas cerebrales al unirse a proteínas superficiales llamadas priones, lo que causa que estas células funcionen mal y eventualmente mueran.
"Queríamos investigar si la forma exacta de las bolas de amiloide es esencial para que puedan adherirse a los receptores de priones, de la misma forma que una pelota de béisbol encaja perfectamente en su guante", ejemplificó el doctor Jo Rushworth, coautor del estudio.
Para la investigación, orientado a evitar que las células nerviosas mueran, el equipo formó bolas de amiloide en un tubo de ensayo y los agregó a las células del cerebro humano y animal.
"Cuando agregamos los extractos del vino tinto y el té verde, las bolas de amiloide ya no dañaron las células nerviosas porque su forma se distorsiona, por lo que ya no podían unirse a priones y alterar la función celular", reveló e Hooper, quien adelantó que el próximo paso del equipo es entender exactamente cómo la interacción amiloide y prión mata las neuronas.
"Estoy seguro de que esto aumentará nuestra comprensión de la enfermedad de Alzheimer aún más, con el potencial para revelar  más blancos para un tratamiento", concluyó el experto.http://www.docsalud.com/articulo/4356/té-verde-y-vino-tinto-contra-el-alzheimer 

miércoles, 6 de febrero de 2013

Cómo bajar de peso: los mitos y verdades sobre las dietas


Si usted era de los que le echaban la culpa de su exceso de peso a esa indomable costumbre de "picar" entre comidas, o a que no era capaz de concentrarse para hacer dieta, o a que se ponía metas inalcanzables... bueno, tal vez tenga que revisar sus creencias.
Un provocativo trabajo científico que acaba de publicarse en el New England Journal of Medicine como "artículo especial" pone en tela de juicio algunas de las nociones más ampliamente aceptadas sobre cómo se baja de peso... no sólo entre el público, sino también entre los médicos y las agencias gubernamentales. "Incluso los investigadores y académicos aceptan ideas sin pruebas objetivas", lanzan los autores, pertenecientes a las universidades de Alabama, Copenhaguen, Pensilvania, Carolina del Sur y Boston.
Los investigadores, liderados por el epidemiólogo David Allison, que alguna vez fue candidato a presidir la Sociedad Norteamericana de Obesidad, identificaron siete mitos (es decir, ideas consideradas verdaderas, aunque existe evidencia que las refuta); cinco nociones que se repiten incansablemente, aunque no se sabe a ciencia cierta si son verdaderas o falsas, y algunas verdades (respaldadas por suficiente evidencia como para considerarlas empíricamente probadas para propósitos prácticos). El trabajo fue realizado con un subsidio de los Institutos Nacionales de Salud de los EE.UU.
La conclusión es que mucho de lo que se difunde en obesidad responde a convicciones que no tienen datos que las respalden.
Verdad o consecuencia
"Es vital poder diferenciar entre conclusiones científicas y creencias que no están probadas", escriben los científicos. Y, aunque subrayan que pueden o no estar de acuerdo en puntos específicos, especialistas locales consultados por LA NACION coinciden.
"En obesidad falta demasiada investigación y se parte de creencias populares -admite la doctora Mónica Katz, coordinadora del posgrado de Nutrición de la Universidad Favaloro-. Y como en la ciencia no hay organismos centralizadores, los caminos son un poco erráticos, cada investigador se dedica a aspectos diferentes que luego es difícil integrar."
"Muchas afirmaciones se basan en deducciones que parten de observar qué sucede en individuos o poblaciones que mantienen un peso saludable -agrega el doctor Silvio Schraier, presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición-. Esto no obligatoriamente es cierto a la inversa y no necesariamente sirve para que las personas obesas adelgacen. En otros casos, los estudios son en corto o mediano plazo (de semanas, o de 12a 24 meses) y sus resultados no siempre son sostenibles en el largo plazo."
Para Julio Montero, ex presidente de la Sociedad de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota), se llegó a un punto en que todo lo que tiene que ver con la nutrición adquiere una importancia casi "religiosa".

 
Mitos y verdades sobre las dietas. 

"Nociones que no fueron probadas se establecen como hechos ciertos -explica-. Por ejemplo, que la fibra protege del cáncer colorrectal. Hay trabajos muy serios que no han podido encontrar evidencia que lo sostenga. Nos hemos manejado con creencias que en parte son supersticiones. Esto de que el desayuno protege contra la obesidad puede ser cierto, pero no está demostrado. Siempre se dijo que los ciclos de ganancia y pérdida de peso son perjudiciales, pero eso tampoco se probó."
Allison es un investigador destacado... y discutido, que declara conflictos de interés con la industria alimentaria. Pero los consultados reconocen su valentía al plantear este mapa de situación que puede crear conflictos entre médicos y pacientes, y entre profesores y alumnos.

Promesas que no se cumplen

"Muchos de los consejos sobre nutrición que se difunden son publicidades disfrazadas con falsas promesas -subraya Schraier-. Médicos y funcionarios nos basamos en los datos existentes, perfectibles, insuficientes, pero que siguen el método científico. Los funcionarios de salud pública tienen que difundir pautas muy globales; en cambio, los médicos realizamos tareas asistenciales y aplicamos técnicas y herramientas específicas para los diferentes pacientes. Me parece imprescindible prevenir a la población sobre tratamientos poco probados, que pueden tener riesgos para la salud."
Aunque confiesa que algunas de las conclusiones que figuran en el trabajo le "hicieron ruido", como por ejemplo que la leche materna o el desayuno no son un seguro contra la obesidad, Katz subraya que es saludable sacudirse la aceptación pasiva.
"Me parece peligroso cuestionar cosas que yo como experta quiero que la gente haga -afirma-. Pero como dijo Theodor Adorno, «cada acto crítico es como una botella lanzada al mar para futuros e ignotos destinatarios». Eso es lo valioso de este artículo. En un mundo donde las certezas están en crisis, cualquiera dice lo que quiere. No nos quedemos con el saber popular."
Y concluye Montero: "Este artículo sacude a la opinión médica y a la pública, al alertar sobre el hecho de que las nociones más repetidas no necesariamente son válidas desde el punto de vista científico. La democratización no es aplicable a la ciencia. Es un campanazo de alerta".
Allison y colegas, por su parte, aclaran que esto no es un llamado al nihilismo, sino a despejar la paja del trigo. "Los mitos y prejuicios que analizamos son sólo una muestra -escriben-. (...) Como parte de la comunidad científica, debemos ser abiertos y honestos con el público sobre nuestro conocimiento."

Siete mitos sobre la obesidad

Son los identificados por el trabajo científico
  • 1. Pequeños cambios pueden resultar en descenso de peso a largo plazo
    Las guías nacionales de salud de los Estados Unidos y prestigiosos sitios de Internet afirman que cuando se hacen mínimas modificaciones en el estilo de vida los cambios en el peso se acumulan indefinidamente
  • 2. Es importante ponerse metas sensatas y realistas, porque si no los pacientes se frustran
    Aunque se trata de una hipótesis razonable, datos científicos indican que no habría una asociación negativa entre ponerse metas ambiciosas y bajar de peso. De hecho, varios estudios mostraron que éstas promueven un mayor descenso
  • 3. Es mejor el descenso gradual que el rápido
    Un metaanálisis de pruebas controladas que comparó el descenso rápido de peso con otro más gradual y analizó el resultado a largo plazo mostró que no había una diferencia significativa en los resultados. Aunque no está claro por qué algunas personas pierden peso al comienzo más rápidamente que otras, en algunos casos la recomendación de hacerlo gradualmente podría interferir con el éxito del programa
  • 4. Es importante tener una buena actitud para comenzar una dieta
    Una buena predisposición no predice cuánto peso se perderá ni la adhesión a la dieta. Así lo demostraron cinco estudios en 3900 personas
  • 5. Las clases de educación física tienen un papel importante en la prevención de la obesidad
    Al menos tal como se ofrecen en los EE.UU., no parecen prevenirla ni reducirla en los niños. Tres estudios muestran que aunque se aumentó el número de horas de clase, sus efectos fueron irrelevantes

  • 6. La leche materna es un seguro contra la obesidad
    La OMS afirma que los niños amamantados tienen menos probabilidades de ser obesos. Estudios realizados en 13.000 chicos no aportaron pruebas convincentes con respecto a la obesidad, aunque sí tiene otros importantes beneficios para el bebe y la madre
  • 7. Tener sexo adelgaza
    Al contrario de lo que se piensa, no es así. Se cree que cada vez que se realiza un acto sexual se consumen entre 100 y 300 calorías. Sin embargo, está demostrado que, en promedio, se gastan unas 20 calorías, algo así como tres veces más de lo que invertimos en estar sentados mirando la TV

Creencias no probadas

  • 1. Un buen desayuno protege contra la obesidad
    Se piensa que las personas que no desayunan o que lo hacen mal son más propensas a ser obesas, pero no hay datos que lo desmientan o lo corroboren
  • 2. Comer más frutas y verduras hace adelgazar o ganar menos peso, más allá de qué otros cambios se realicen
    Si bien es cierto que este hábito es saludable y tiene beneficios, si no se introducen otras modificaciones al estilo de vida, se puede engordar o permanecer en el mismo peso
  • 3. Las dietas yo-yo están asociadas con mayor mortalidad
    No hay estudios epidemiológicos que lo demuestren
  • 5. "Picar" entre comidas hace ganar peso
    No hay pruebas clínicas controladas que respalden esta aseveración. Incluso estudios observacionales no lograron aportar pruebas convincentes de que esta conducta aumente el índice de masa corporal

Datos probados sobre la obesidad

Según el estudio que analiza mitos y creencias, éstos serían algunos de los que tienen respaldo de suficiente evidencia científica .
  • Fármacos
    Algunos pueden ayudar a perder peso y a mantenerse. Hasta tanto se descubra cómo alterar el medio ambiente y los comportamientos individuales para prevenir la obesidad, pueden ayudar a ofrecer tratamientos moderadamente efectivos
  • Cirugía
    Para las personas gravemente obesas, la cirugía bariátrica puede conducir al adelgazamiento a largo plazo, y la reducción de la diabetes y la mortalidad
  • Comidas
    Varios estudios indican que los programas de peso que ofrecen comidas bien estructuradas promueven más pérdida de peso, si se los compara con otros basados en los conceptos de variedad, equilibrio y moderación
  • Actividad física
    Más allá del peso y del adelgazamiento, el ejercicio en dosis suficientes ayuda a mantener el peso en el largo plazo y mejora la salud. La actividad física es una forma de mitigar los efectos dañinos de la obesidad, incluso sin pérdida de peso
  • Genes
    Aunque los factores genéticos juegan un rol importante en la obesidad, la herencia no es un destino. Cambios ambientales moderados pueden promover tanta pérdida de peso como los más potentes agentes farmacológicos disponibles. Por Nora Bär | LA NACION
  • http://www.lanacion.com.ar/1552267-como-bajar-de-peso-los-mitos-y-verdades-sobre-las-dietas

lunes, 4 de febrero de 2013

La higiene del mate, ese compañero lleno de bacterias


Es la infusión más popular entre los argentinos y nadie la pudo acusar de un brote infeccioso; no obstante, los especialistas dan algunos consejos de higiene para después de cada mateada
Por Florencia Gagliardi  | LA NACION
l mate tal vez sea el compañero más fiel de los argentinos. Y es, por sobre todo, un certificado de confianza. En estas tierras donde se desconfía de todo, nadie duda en compartir una bombilla. Pero este hábito tan natural entre nosotros despierta las alarmas de cualquier extraño.
¿Se transmiten gérmenes? ¿De qué manera hay que limpiar el mate? ¿Cómo hay que lavar la bombilla? ¿Qué ocurre cuando se forman hongos en el interior del recipiente? Nadie quiere hacerse estas preguntas, sobre todo cuando recibe un mate de un desconocido. Está claro que la infusión no desató ninguna epidemia, pero tal vez sea hora de averiguar las respuestas.
Para ello LA NACION habló con Daniel Stecher, subjefe de la División Infectología del Hospital de Clínicas, quien explicó: "El mate es una costumbre arraigada en nuestro país y hasta ahora no se han documentado casos de enfermedades transmitidas por vía respiratoria u otros materiales biológicos [como hepatitis B o VIH] en los cuales el compartir el mate haya sido el mecanismo de transmisión. Sin embargo y considerando el riesgo teórico, se sugiere que aquellas personas que tengan enfermedades transmitidas por vía respiratoria [por ejemplo, gripe] se abstengan de compartir el mate hasta que la enfermedad haya sido superada". "Es aconsejable tomar mate con personas conocidas o con familiares, no en grandes comunidades" La doctora Lilián Testón, coordinadora del área de Epidemiología de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (Funcei), del Grupo Stamboulian, precisó que -al compartir la infusión- es viable que exista transmisión de gérmenes, tanto de virus como de bacterias y enfermedades. E indicó: "Una vía de transmisión puede ser el agua, que no sea potable. Lo segundo es la bombilla, por la saliva". Y sugirió: "Lo recomendable es no compartir el mate, pero como es una cosa cultural en Argentina, Paraguay y Uruguay, es bastante difícil". Asimismo, puntualizó: "Es aconsejable tomar mate con personas conocidas o con familiares, no en grandes comunidades. Que la persona con la que se comparte esté sana, sin ningún síntoma respiratorio ni enfermedad. En las embarazadas sería restringido al máximo y que el mate sea de uso exclusivo para la persona". La especialista, a su vez, hizo hincapié en la necesidad de seguir "ciertos cuidados" a la hora de beber la infusión. Y señaló: "Es importante tomar precaución con la selección de la persona con quien se elige tomar mate. Luego el lavado del recipiente y la bombilla con agua caliente al terminar de utilizar. Y secarlo, porque si uno lo deja 24 horas a temperatura ambiente, dependiendo del clima comienza la formación de hongos por la humedad de la yerba".

Pasos para una mejor higiene del mate


 
Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga

Karla Johan, sommelier especialista en catas de yerba mate y autora de El libro de la yerba mate, señaló que para disfrutar de un buen mate, antes que nada hay que curarlo. E indicó: "Una vez que la calabaza está bien curada y se empieza a tomar en ese recipiente es conveniente al terminar de tomar tirar la yerba y enjuagarlo, escurrir y dejar secar boca arriba". "El error más grande que comete la gente es dar vuelta el recipiente y ahí es donde se forman hongos", señaló.
Según estimó la catadora, en la Argentina se consume un promedio de seis kilos de yerba al año por persona. Un estudio que realizó en 2009 el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYC), a través de la consultora Opinión Pública, Servicios y Mercados (OPSM), manifestó que un 98 por ciento de los hogares consumen yerba mate y que de todos ellos, un 92 por ciento lo hace con bombilla.

Según estimó la catadora, en la Argentina se consume un promedio de seis kilos de yerba al año por persona

"Dentro del ritual está muy arraigado a nuestra cultura compartir la bombilla", sostuvo Johan y al hablar sobre ello resaltó la importancia de que el consumidor utilice una de material de alpaca o acero quirúrgico, por ser productos que se adaptan fácilmente y su costo no es elevado. Y sugirió: "Al menos una vez al mes hay que sumergirlas en agua hirviendo durante 30 minutos con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Después con un cepillo limpiar adentro cualquier residuo que haya quedado de yerba".
Para un uso práctico y a la vez higiénico, la sommelier aconsejó utilizar mates de vidrio o cerámica. "Estos son los dos productos más neutros, más recomendables, tanto para la oficina o para un viaje, que si te olvidaste de sacar la yerba y no tenés tiempo de limpiar la calabaza, tirás, enjuagás y empezás de nuevo".

¿Cómo preparar un buen mate?

Según indica Karla Johan, para preparar un buen mate es conveniente respetar los siguientes pasos: tomar un recipiente "mate", y cargarlo tres cuartas partes, con la yerba a ser evaluada. Luego taparlo con la palma de la mano, darlo vuelta boca abajo y agitarlo enérgicamente. Esto nos permite mezclar todos los componentes y evitar que la bombilla se tape. Volvemos a la posición inicial, dejando un pequeño canal, en donde colocaremos el agua tibia (40º), es fundamental realizar éste proceso para evitar que la yerba se queme. Seguimos los pasos colocando la bombilla en el canal, bien al fondo. Luego cebamos con el agua del termo, que debería estar entre 80º y 85º..http://www.lanacion.com.ar/1549661-la-higiene-del-mate-ese-companero-lleno-de-bacterias