Páginas vistas en total

viernes, 30 de enero de 2015

Cuatro simples maneras de aumentar tu energía

La fatiga nos afecta a todos, en diferentes maneras, especialmente cuando el calor y la humedad ambiental parecen arrojar el cielo entero sobre la cabeza. Quizás te volvés lento o abatido a media tarde, ¡o antes! Las soluciones, sin embargo, están al alcance de cualquiera.Hay métodos probados por la ciencia para eliminar este tipo de cansancio y levantar el ánimo y el nivel de energía. Además el mercado está repleto de productos que prometen recargarte, pero muchos de ellos simplemente no funcionan. Aquí te diremos cuáles. La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece los siguientes cuatro tips para seguir adelante, eliminar el cansancio y recargar las pilas.
1. Establecé tu propio ritmo. Quizás sos de los que quieren seguir adelante a toda costa y se sobrecargan de tareas simultáneas. Si te organizás, podés mantener un ritmo y hacer todas las cosas que planeas. Por ejemplo, en vez de "quemar todas tus pilas" en dos horas, podés extender tus "baterías" administrándolas entre las tareas de la mañana, las de la tarde y las de la noche, incluyendo entre ellas varias dosis de descanso y las correspondientes comidas, sin saltear ninguna.

2. Hacé un pequeño paseo o una siesta. No hay nada más satisfactorio que una siesta corta (de 20 o 30 minutos) cuando estás "palmando" después del mediodía. Hay una contraindicación: si tenés problemas para dormir por la noche, la siesta puede empeorar el insomnio. También es posible que tu trabajo te lo impida. En esos casos, se recomienda empezar a moverse, aunque sea en tu lugar. Si podés, levantate y da una vuelta a la manzana, o simplemente salí de tu silla y ¡movete! Caminar te quitará el adormecimiento y te dará una carga de endorfinas y energía.

Los métodos, probados por la ciencia, son recomendados por la Universidad de Harvard para eliminar el cansancio y levantar el ánimo y el nivel de energía.
3. Pasá por alto la mayoría de los suplementos. Seguramente oíste hablar de los suplementos "antienvejecimiento" o "energizantes". No hay evidencia de que funcionen. A continuación, algunos de ellos:- DHEA. No hay evidencia de que la DHEA (¡sí, la hormona que también se utiliza en el famoso chip sexual!) ofrezca algún beneficio real contra la fatiga, y los efectos secundarios siguen siendo desconocidos. Sobre todo, no compres lo que venden ciertos estridentes anuncios publicitarios, porque no sabés lo que contienen.
- Hierro. El hierro sólo mejora la energía si tenés claramente una deficiencia de hierro, algo que un médico puede comprobar con un análisis de sangre. A menos que seas bajo en hierro, no necesitás tomarlo. No sólo eso: tomar demasiado hierro puede ser dañino.
- Vitaminas B. Es cierto que las vitaminas B (B1, B2, B6, B12) ayudan al cuerpo a convertir los alimentos en una forma de energía que las células son capaces de quemar. Pero tomar más vitaminas B no sobrecargará tus células. Eso es un mito.

4. Usá sabiamente los alimentos como combustible. Una torta bien azucarada ofrece un montón de calorías, pero tu cuerpo tenderá a metabolizarla velozmente, y como consecuencia podés terminar naufragando en azúcar en sangre y fatiga. Para mantener un nivel de energía estable debés consumir proteínas magras y carbohidratos no refinados. Probá con un yogur bajo en grasa con un poco de nueces, pasas y miel. No te saltees las comidas. Tu cuerpo necesita una cierta cantidad de calorías a través de toda la jornada de trabajo. Es aconsejable espaciar las comidas para que el cuerpo reciba los nutrientes que necesita a lo largo del día. De este modo, el nivel de combustible será regulado con inteligencia, te anticiparás a la posibilidad de sufrir fatiga y estarás recargado para las tareas diarias.http://www.clarin.com/buena-vida/salud/maneras-simples-aumentar-energia_0_1292870838.html

Dime qué grupo sanguineo eres y te diré qué debes comer

Aseguran que muchas enfermedades pueden deberse al mero consumo de alimentos no adecuados para nuestro grupo sanguíneo. Otros, en cambio, nos ayudarían a sanar. Incluso afirman que en ello está la razón de que muchas personas no consigan adelgazar cuando se ponen a dieta.Toda dieta estudiada y comprobada desde la ciencia siempre aporta motivación a la hora de encarar una nueva forma de comer, sobre todo, cuando se quiere perder esos kilos de más. Muchas personalidades del mundo ya pusieron a trabajar los genes de cada grupo no sólo para bajar de peso sino también para evitar los temidos rebotes.La sangre es mágica, mística y alquímica. Aparece a lo largo de la historia como un profundo símbolo religioso y cultural. Al conocer de qué manera los pueblos primitivos se adaptaron a los desafíos planteados por las dietas, los gérmenes y los climas cambiantes, estamos aprendiendo más sobre nosotros mismos. Los cambios de clima y el alimento disponible produjeron nuevos tipos de sangre. El tipo de sangre es el nexo inquebrantable que nos une:
-Tipo 0: es el más antiguo y resistente inmunológicamente
-Tipo A: es el de los primeros inmigrantes forzados a adaptarse a las comunidades cooperativas agrícolas.
-Tipo B: es el del asimilador adaptado a nuevos climas y a las mezclas de poblaciones. Más fuerte en su unión mente y exigencias inmunes.
-El tipo AB: es resultado de una rara fusión entre el tolerante tipo A y el del tipo B de origen bárbaro pero más equilibrado .
En ese sentido, refuerza la teoría de que las diferencias en los tipos de sangre reflejan la capacidad humana para adaptarse a los diferentes desafíos ambientales.El famoso RH es una proteína aglutinante que sólo influye en cuestiones hematológicas para aceptar o no transfusiones de un grupo sanguíneo a otro. En la dieta que Mühlberger propone a continuación, no influyen en el comportamiento ante los alimentos.
La dieta del grupo sanguíneo defiende que hay alimentos específicos, beneficiosos o nocivos, según el tipo de sangre.
La dieta, grupo por grupo
La dieta del tipo genético 0: Es el grupo más antiguo de todos. El cazador. Los individuos que lo poseen prosperan con el ejercicio físico y la proteína de la carne animal. El tubo digestivo de todas estas personas mantiene la memoria genética de los tiempos primitivos. El éxito de la dieta del tipo 0 depende de su consumo de carnes magras, aves y pescados libres de sustancias químicas. A los individuos 0 los cereales y los lácteos no le resultan tan beneficiosos como a la mayoría de las personas de los otros grupos sanguíneos porque su sistema digestivo todavía no está del todo adaptado a ellos .-Alimentos que ayudan a perder peso: Cereales y lácteos en pocas cantidades. Panes, legumbres y porotos. El principal factor de aumento de peso para el grupo 0 es el gluten que se encuentra en el germen de trigo y los productos de harina integral. Estos dan lentitud al metabolismo.Este grupo necesita tener un estado leve continuo de acidez metabólica para estar delgados.La mayoría tiende a sufrir una tiroides más lenta desde el metabolismo porque no produce mucho yodo. Algas marinas, pescados, mariscos, sal yodada, hígado, carne roja, espinaca brócoli, serán de gran ayuda.-Alimentos que colaboran con el aumento de peso: Gluten de trigo, maíz, porotos, frijoles, lentejas, repollo, coliflor,
-Proteínas vegetales suplementarias: Frutos secos y semillas
Consejo: No deberían reemplazar a las carnes sino tratar de evitar carnes saturadas de grasas. Reemplazar por cortes magros cuando quieran perder peso. Los del grupo 0 tienen problemas de Colón y deben masticarlas muy bien.-Cereales: este grupo no tolera el trigo integral y aumentan de peso rápidamente con panes y derivados. Son buenos en cambio los panes germinados, las pastas de harina de de arroz. Un grano neutro es la quinoa y el amaranto.-Vegetales: aconsejables: acelga, achicoria, alcaucil, batata, calabaza, hojas de remolacha, lechuga, papa, perejil. NO aconsejables: berenjenas, hongos, maíz, palta, repollitos.-Frutas: ciruela morada, higo, banana, arándano, cereza, durazno, limón, pera, manzana, uva verde, melón, kiwi y sandía. NO aconsejable: Plátano, frutilla, mandarina, naranja, moras y melón de miel.
La dieta del tipo genético A: El primer vegetariano. Necesita de una dieta vegetariana para mantenerse delgado. Fue muy veloz la mutación genética del ser humano grupo 0 al del grupo A. La supervivencia fue la responsable de este cambio. Es muy frecuente en los europeos occidentales.La dieta es opuesta al tipo 0 porque las carnes rojas frenan su metabolismo. Los lácteos para el tipo A traen una reacción insulínica muy fuerte. No son beneficiosos.-Alimentos que favorecen el aumento de peso: Carnes, lácteos, habas, trigo en exceso.-Alimentos que favorecen la pérdida de peso: aceites vegetales, alimentos de soja, vegetales, frutas como ananá. Pueden consumir pescados y mariscos tres veces por semana. Lácteos fermentados como yogur y derivados de cabra. Leche de soja. Aceite de oliva, frutos secos como almendras, nueces, girasol y maní. Cereales como trigo sarraceno, amaranto, arroz, germen de trigo, salvado de trigo. Pan de harina de soja, pan de mijo, de avena o de maíz.-Frutas: deben comer fruta tres veces por día. Frutilla, ciruela, ananá, piña y cítricos.
La dieta del tipo genético B: Son nómadas equilibrados consumidores de lácteos. Responden mejor al estrés. Sufren de hipoglucemias. Es similar al tipo 0. Deben restringir el gluten de trigo, maíz, lentejas, maní, sésamo, trigo sarraceno.-Alimentos que ayudan a perder peso a este grupo: vegetales de hoja verde, carne, huevos, hígado, pescado de aguas profundas.
La dieta del tipo genético AB: Es la mezcla de los caucásicos tipo A y B de los Mongoles. Se encuentra en menos del 5 por ciento en su totalidad. Hace diez o doce siglos no existía este grupo. Se dice que es una fusión moderna. Tienen un tubo digestivo sensible, un sistema inmune tolerante y responden mejor al estrés.Es un grupo complejo y raro. Para perder peso deben restringir las carnes, aumentar los vegetales y el tofu. Tienen una mala respuesta insulínica. Tienden a la hipoglucemia y deben evitar el trigo.-Favorecen el aumento de peso: carnes rojas, porotos, trigo, maíz, sésamo.-Alimentos que favorecen la pérdida de peso: tofu, pescado, lácteos, verduras, algas marinas, ananá. Los AB deben comer vegetales varias veces al día y deben cuidar de comer vegetales con pocos agroquímicos y más orgánicos. Limitar el consumo de tomate. El tofu los previene del cáncer al igual que a los A y a los B. Deben evitar el maíz fresco. Son intolerantes a las frutas ácidas y deben reemplazarlas por uva, ciruela, frutilla, fresas. En general, se aconseja algún suplemento con vitamina C.El grupo AB plantea la metáfora del hombre moderno.http://www.rosario3.com/noticias/Dime-que-grupo-sanguineo-eres-y-te-dire-que-debes-comer-20150129-0010.html
Fuente: Infobae

jueves, 29 de enero de 2015

En busca del primer hijo entre neandertales y sapiens

Un cráneo humano hallado en Israel demuestra que ambas especies vivían a apenas 40 kilómetros y compartieron la misma zona durante milenios

  • El genoma más antiguo de nuestra especie aclara el cruce con los neandertales
  • Todas las noticias de neandertalesLa evolución humana es como una película censurada: alguien parece haber cortado los mejores trozos. En uno de ellos, nuestra especie tiene hijos con otra. Se trataba de los neandertales y, decenas de miles de años después, seguimos sin conocer todos los detalles de lo que pasó.Ahora, un nuevo fósil hallado en la cueva de Manot, al norte de en Israel, permite rescatar unos cuantos fotogramas perdidos de esa película que cuenta quiénes somos. Se trata de la parte superior de un cráneo y las imágenes que se desprenden de su estudio muestran que ambas especies vivieron como cazadores nómadas muy cerca los unos de los otros posiblemente durante milenios. Aunque el fósil no aporta datos concluyentes, sus descubridores creen que este enclave bien pudo ser el escenario del cruce entre ambas especies e incluso especulan con que aquel individuo era uno de los primeros hijos entre sapiens y neandertales.“Lo más excitante de este hallazgo es que se trata del primero y único humano moderno datado entre 60.000 y 50.000 años que se encuentra fuera de África”, explica a Materia el antropólogo Israel Hershkovitz, coautor del hallazgo. “Este es justo el tiempo en el que los modelos genéticos y arqueológicos dicen que surgieron los humanos modernos, los primeros antepasados de todas las poblaciones vivas actuales”, resalta. También es el periodo en el que,según los análisis genéticos, los sapiens africanos tuvieron hijos con los neandertales.
  • Foto
  • La cueva de Manot está a apenas 40 kilómetros de la cueva de Amud y a 54 kilómetros de la de Kebara, ambas habitadas por los neandertales en aquella época, resalta Hershkovitz. La calavera de Manot tiene unos 55.000 años con lo que “probablemente coincidieron en esta zona durante miles de años”, comenta el investigador.A partir de aquí, la película vuelve a cortarse. Hace 50.000 años, los neandertales de la zona desaparecen mientras los sapiens llegados de África seguían allí. Unos 5.000 años después estos comenzaron a moverse hacia Europa mientras la otra especie se precipitaba hacia la extinción completa, sin que se conozcan las causas.¿Es este el cráneo de uno de los primeros híbridos neandertales y sapiens? Es una posibilidad, según el estudio firmado por Hershkovitz en Nature junto a otros 23 investigadores de Israel, EE UU, Alemania y Austria. La calavera presenta una morfología muy parecida a la de africanos actuales y también a la de restos fósiles de humanos modernos encontrados posteriormente en Europa. Esto refuerza la teoría de que ese individuo era descendiente de una oleada sapiens que salió del continente africano hace unos 70.000 años para asentarse por todo el mundo. El hecho de que sea más evolucionado que otros sapiens más primitivos hallados hace unos 100.000 años en la misma zona refuerza la teoría.

    Guerras y ADN

    Sin embargo, los investigadores advierten de que es imposible saber si estamos ante uno de los primeros hijos entre ambas especies analizando solo la forma del cráneo. La única forma de asegurarlo es analizando su ADN, algo que ya se han propuesto hacer, aunque no será tarea fácil debido a que el clima de esta zona bien ha podido destrozar todo el material genético. Los autores del estudio albergan algo de esperanza porque la entrada principal a la cueva quedó bloqueada hace 30.000 años y desde entonces ha sido como una “cápsula del tiempo” no perturbada por la presencia humana.El genetista español Carles Lalueza-Fox ofrece una opinión independiente del hallazgo. Este humano “podría ser un representante de la población que saliendo de África se hibridó con los neandertales, pero no un descendiente de dicho acontecimiento, ya que no muestra señales evidentes de neandertal”, opina.Ahora, el problema del ADN amenaza con mantener la otra parte de esta y otras secuencias jugosas en negro durante mucho tiempo, según el experto. “Es una lastima que las condiciones térmicas de Oriente próximo no favorezcan la conservación del material genético porque hay diversos acontecimientos evolutivos en nuestra especie, como la salida de África, la hibridación con neandertales y el surgimiento de la agricultura que tienen lugar en esta zona geográfica”, explica Lalueza-Fox. Tampoco ayuda que las guerras estén devastando otros escenarios claves de la evolución humana como Siria o Irak.http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=I&pagina=http://www.elpais.com

    MÁS INFORMACIÓN

Costa: revelan que el 47% de los turistas son sedentarios

Un sondeo a 8 mil turistas de la Costa Atlántica a cargo del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires determinó que el 47% de ellos no realizan actividad física, a pesar de que los expertos señalan que moverse con regularidad protege la salud cardiovascular, previene la depresión y mejora las relaciones sociales.El relevamiento fue realizado durante los primeros 20 días de enero a quienes frecuentaron los paradores y sombrillas saludables que la cartera sanitaria bonaerense montó en Mar del Plata , Pinamar, Miramar y Necochea. Allí, el 47,3% de los encuestados respondió que no practica ningún ejercicio de manera regular.Según explicita el comunicado del ministerio de Salud provincial, esta cifra no sorprende y se asemeja a las de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, realizado por la cartera sanitaria nacional, del cual se desprende que uno de cada dos argentinos no realiza actividad física.No moverse regularmente tiene consecuencias como sobrepeso, obesidad, problemas circulatorios y riesgos cardiovasculares severos. Pero eso no es todo. “Hoy se sabe que hacer actividad física no solo tiene beneficios biológicos sino también psicológicos y sociales”, explicó el ministro de Salud, Alejandro Collia, en su paso por el parador saludable que se montó en Bahía Naranja, en la playa Varese de Mar del Plata.Por su parte, el doctor Luis Crovetto, director provincial de Atención Primaria del ministerio de Salud bonaerense, explicó que “la actividad física genera la producción de neurotrasmisores, como las endorfinas y serotonina, fundamentales para generar bienestar y mejorar el estado de ánimo”.
En los paradores, a cargo de la dirección provincial de Atención Primaria del ministerio de Salud, los agentes sanitarios toman la presión arterial, miden peso, talla, glucemia, realizan una encuesta sobre hábitos de salud y ofrecen consejos para mejorar la calidad de vida. Mientras que en las sombrillas se toma la presión y también se realiza la encuesta.Del análisis de los sondeos también se supo que el 52,9 por ciento sí hace alguna actividad o deporte. De la mano de la inactividad, se observa que el sobrepeso y la obesidad se mantienen por encima del 53% y que casi el 20% de los turistas consultados presentó hipertensión.  Para volverse activos, desde el ministerio proponen aprovechar las vacaciones y realizar caminatas por la playa de al menos 30 minutos diarios en la arena, cerca de la orilla. También se puede trotar o jugar a la paleta. No obstante, desde la dirección provincial de Atención Primaria aclaran que una persona adulta sedentaria y con sobrepeso debería al menos, realizar una consulta médica antes de iniciar la actividad.También destacan  que el inicio sea moderado. Lo ideal es iniciar con 25 minutos tres veces por semana y, en simultáneo, cambiar el tipo de alimentación: bajar la cantidad de grasas y azúcares y aumentar la cantidad de frutas. Unas semanas después se puede subir el nivel de intensidad. Las actividades más recomendadas son andar en bicicleta, nadar, caminar, correr y patinar.http://www.docsalud.com/articulo/6326/costa-revelan-que-el-47-de-los-turistas-son-sedentarios

Cómo usar la memoria para adelgazar

El psicólogo británico Eric Robinson propone una estrategia muy original y accesible para complementar la dieta y perder peso: utilizar la memoria. Su sugerencia se basa en la hipótesis de que el apetito se forma tanto en la mente como en los intestinos. Según cita el sitio BBC Mundo, Robinson, quien trabaja en la Universidad de Liverpool, supone que si una persona intenta recordar la última vez que comió, puede adelgazar sin sentir las punzadas de hambre. "Muchas investigaciones muestran que factores psicológicos sutiles pueden tener un impacto en la cantidad de comida que ingerimos, pero la mayoría de la gente no es consciente", dijo el experto. Su teoría se inspiró en parte en un estudio con dos personas – un exmúsico y otro exbanquero– que sufren amnesia anterógrada, es decir, que son capaces de olvidar un episodio reciente en sólo 20 minutos. Ambos habían contraído ese cuadro tras sufrir una infección causada por un herpes que afectó a partes de su lóbulo temporal, la región del cerebro que acoge los nuevos recuerdos. Así como estos individuos olvidaban una conversación profunda en menos de media hora, también eran incapaces de recordar lo que habían comido.  Científicos les ofrecieron un plato con un sándwich y pastel, que comieron hasta que se sintieron llenos. Unos 15 minutos después volvieron con más porciones. Mientras que los voluntarios sanos tendían a sentirse demasiado llenos como para seguir, los dos individuos amnésicos volvieron a ingerir alimentos hasta que se sintieron saciados.Pero a pesar de su falta de memoria, los amnésicos no eran completamente inconsientes sobre lo que estaban comiendo, ya que buscaban la variedad de sabores. Tras varias ofertas de alimentos, se sentían menos tentados por lo que ya habían elegido antes. Su cambio de preferencias sugiere que no tenían ningún problema en el procesamiento sensorial de los platos. Tan sólo no podían crear un recuerdo explícito de la comida y sin él se sentían hambrientos,  aunque sus estómagos estuvieran llenos.
Otro estudio reciente citado por Robinson sugiere que el cerebro es fácil de engañar en materia de cuánto comemos. Su líder, Jeff Brunstrom, de la Universidad de Bristol, le pidió a  voluntarios comer un plato de sopa. Pero sin que ellos lo supieran, el autor había conectado un tubo con los recipientes, lo que le permitía rellenar el caldo de algunos de los participantes en el experimento sin que  ellos lo notaran.Notó que el hecho de que siguieran o no picoteando después de comer la sopa dependía casi por completo de la apariencia del plato al principio de la comida (si parecía grande o pequeño) y muy poco de la cantidad real que había en él. Por otra parte, Brunstrom también planteó que las distracciones de la vida moderna, como la televisión o los teléfonos inteligentes, pueden afectar a los recuerdos de lo que se comió. Lo hizo luego de pedirle a voluntarios que comieran con una mano y jugaran al solitario con la otra. Así muchos habían olvidado lo que habían ingerido y consumieron más galletas durante el día. En contraposición, a otro grupo al que se le pidió comer lento y saborear su comida, pudo recordar lo que había ingerido durante el transcurso del día y así, picotear menos.  Pero si recordar los alimentos no funciona, Robinson propone otras ideas, como la de investigadores de EEUU, que sugieren visualizar antojos con detalle para engañar a la mente y hacer que se piense que se han comido esos alimentos. Con todo, Robinson indica que todavía se necesitan ensayos mayores para ver si estos trucos de memoria son efectivos en la batalla contra la obesidad.http://www.docsalud.com/articulo/6340/c%C3%B3mo-usar-la-memoria-para-adelgazar
Fuentes: BBC Mundo

jueves, 22 de enero de 2015

Bronquiolitis: detectan cuáles son los bebes más vulnerables

Un grupo de menores de un año de clase media urbana tiene 8 veces más riesgo de enfermar gravemente que los niños de familias con más carencias.
Cada año, la bronquiolitis dispara una alerta en las guardias pediátricas del país a medidaque avanza el otoño. Atestados, siempre sin camas suficientes para atender semejante demanda, los hospitales reciben a los bebes, para los que aún no existe una vacuna que los proteja de un virus que termina por infectar a la mitad de los menores de un año. Ahora, una investigación de la Fundación Infant realizada en nuestro país a lo largo de los últimos 11 años aporta pistas para reconocer a los chicos más vulnerables y, así, permite que el sistema de saluddiseñe medidas preventivas.Es más, los resultados demuestran por primera vez que existe un grupo de bebes que tiene 8 veces más riesgo de quedar internado si se enferma que el resto de los pequeños de la misma edad. Y no son precisamente chicos que viven en los lugares con malas condiciones de vivienda e higiene. Al contrario."Casi el 10% de los menores de un año que viven en las ciudades, en familias de clase media, es altamente susceptible al virus sincicial respiratorio (VSR), que causa la bronquiolitis", explicó el pediatra infectólogo Fernando Polack, que dirigió el estudio. Son, según aseguró, chicos que a simple vista no tienen ninguna característica que los diferencie del resto. "Sólo poseen un «cambio» en una proteína fundamental del sistema inmunológico. Esperamos que, en un futuro no tan lejano, se pueda detectar con un simple análisis de una gota de saliva. Esos chicos, en los que se "desactiva" la proteína, son casi tan vulnerables al virus de la bronquiolitis como un bebeprematuro extremo", explicó.En nuestro país, todos los años, el 50% de los menores de un año se infecta con el VSR, y a uno de cada cinco sus padres o cuidadores lo llevan a una guardia o una salita de salud porque no pueden respirar normalmente. Dos de esos chiquitos quedan internados, según muestran los datos de estudios previos de Infant. "Es decir, que alrededor de dos de cada 100 chicos con menos de un año quedan internados por bronquiolitis", precisó Polack, director científico de la fundación y profesor titular de la cátedra César Milstein del Departamento de Pediatría de la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos.

RIESGO "PREMATURO"

El 8-10% de los bebes que nacen prematuramente con menos de 1,5 kilos y se infectan con el VSR necesitan quedar internados. En el nuevo estudio, los investigadores observaron que uno de cada 10 bebes a término de clase media posee esta modificación (polimorfismo) de la proteína TLR4responsable de protegernos de un entorno adverso y que predispone a padecer bronquiolitis como si fuera un prematuro.
 
Foto: LA NACION 
Eso es porque frente a la infección por el VSR el polimorfismo induce una respuesta alérgica grave que, como definió Polack, es más parecida al asma. "Ahora podemos entender un poco más el mecanismo de la bronquiolitis y esta interacción entre el gen (que codifica la proteína TLR4) y el ambiente que nos muestra a una determinada población altamente vulnerable a la infección por el VSR. Es el primer estudio en el campo de las enfermedades respiratorias virales sobre la interacción del ambiente y los genes y la predisposición a enfermar", señaló el pediatra Mauricio Caballero, becario de investigación de Infant y coautor del estudio publicado en The Journal of Clinical Investigation.El trabajo se realizó en dos etapas. En los inviernos entre 2003 y 2006, los investigadores, que pertenecen a distintas instituciones del país y el exterior, estudiaron y monitorearon a 768 bebes con bronquiolitis atendidos en las guardias y losservicios de atención ambulatoria de la ciudad deBuenos Aires, Berazategui, Florencio Varela y Ciudadela. Para validar esos resultados, repitieron el estudio en más de 1000 chicos atendidos en la ciudad de Buenos Aires, Berazategui y Almirante Brown durante los inviernos del período 2010-2014; en total, participaron 1800 pequeños.Para conocer mejor los mecanismos de acción de la proteína TLR4, se repitieron algunos análisis en un modelo animal de laboratorio."Este estudio es tremendamente importante porque revela que la combinación entre la genética y el medio ambiente es capaz de determinar un grupo deriesgo de enfermedad más grave. Es decir que tenemos que buscar distintos tratamientos para grupos que sólo en apariencia tienen la misma enfermedad. Esto tendrá repercusión mundial", explicó por mail otro coautor del estudio, Renato Stein, que dirige el Servicio de Neumopediatría de la Pontificia Universidad Católica de Rio Grande do Sul y es editor asociado del Jornal Brasileiro de Pneumologia.Pero lo sorprendente del estudio, también, es que los autores detectaron que si esos chicos de clasemedia, sin necesidades insatisfechas, nacieran en una zona rural o en un barrio carenciado, sin agua potable o cloacas, situación que debería predisponerlos a enfermar, el riesgo se invertiría. "El mismo cambio de la proteína que los perjudicaba -indicó Polack- ahora los protegería."Tanto, que tendrían 5 veces menos posibilidad de quedar internados que el resto de los chicos que viven en una zona rural o de clase baja. La diferencia está en la cantidad de bacterias y otros microorganismos a los que quedan expuestos los bebes en ese entorno antes de cruzarse con el VSR y que permite que el sistema de defensas madure tempranamente."Una de las grandes preguntas era qué hace que un chico sin esas carencias en su entorno desarrolle bronquiolitis severa y la respuesta nos permitió detectar una nueva población de riesgourbana, como también comprobar que lo que daña a esa población infantil protege a los chicos en un ambiente carenciado", dijo Caballero.Ahora, el objetivo será detectar qué intervenciones, más allá de una vacuna, podrían ayudar a estos chicos. "Una posibilidad para evaluar sería cambiar el medio ambiente de un bebe de clase media en riesgo. Medidas como incorporar un perro a la familia, incentivar el consumo de probióticos prenatales en un alimento o recomendarles a los padres de los niños de alto riesgo que se alejen un poco de la ciudad por lo menos en los primeros seis meses de vida del bebe, por ejemplo, tal vez podrían ayudar a reducir ese riesgo enormemente", señaló Polack.http://www.lanacion.com.ar/1762052-bronquiolitis-detectan-cuales-son-los-bebes-mas-vulnerables