Páginas vistas en total

jueves, 17 de marzo de 2011

La obsesión de la dieta sana: Ortorexia


La ortorexia es un trastorno de la alimentación, en el cual la persona que lo padece se obsesiona por comer alimentos orgánicos y light.
La palabra deriva del griego orthos, "correcto", y orexis, "apetito".
Literalmente "apetito correcto".Esta patología fue descripta por primera vez en 1997 por el médico estadounidense Steven Bratman quien durante varios años practicó una dieta estricta.Bratman describe la ortorexia como una obsesión perjudicial para la salud, con lo que el paciente considera alimentación saludable.Quienes se rigen por estos parámetros tiende a evitar ciertos alimentos, como los que contienen grasas, preservantes, o productos animales, lo que lo lleva a tener una mala alimentación.
Bratman afirma que "la desnutrición es común entre los seguidores de las dietas de comida saludable."En los países desarrollados, donde las necesidades alimenticias básicas están cubiertas, cada vez son más las personas que sufren este tipo de trastorno.La ortorexia puede acarrear serios problemas físicos y psicológicos a quienes lo padecen, dada la carencia en la ingesta de determinados nutrientes básicos para la salud.A diferencia de la anorexia o la bulimia, la principal preocupación de los ortoréxicos no es la cantidad de comida que toman, sino su calidad.Estos pacientes son capaces de quedarse sin comer antes que ingerir un producto al que consideran perjudicial para la salud. Las pautas de alimentación que siguen estos enfermos son muy variadas. Entre ellos están los frutívoros, que sólo comen fruta y verdura; los crudívoros, que únicamente toman alimentos crudos, y aquellos que no ingieren nada que no provenga del cultivo ecológico para evitar aditivos o herbicidas, etc.
Este estricto régimen dietético, en el que a menudo se excluyen alimentos básicos, provoca problemas de salud como anemia, agotamiento, carencia de vitaminas y minerales, pérdida de masa ósea o un mayor riesgo de infecciones y pueden llevar incluso a la muerte por falta de nutrientes esenciales.
La ortorexia, como todos los trastornos de la alimentación, requiere atención clínica y psicológica, y no debe minimizarse pensando que “comer sano” es un buen objetivo, porque cuando esta conducta se transforma en una obsesión hace falta algo más que la propia voluntad para poder corregirla.
http://www.recreophoenix.com.ar/laboratorio/phoenix/P12/novedades.asp?ref=23CDC1D14C

No hay comentarios: