Páginas vistas en total

viernes, 18 de mayo de 2012

Se duplicó en 10 años el abuso de alcohol entre los estudiantes


Por Fernando Soriano

En las mujeres el consumo es tres veces mayor. Del total de jóvenes que toman alcohol, el 63% bebió cinco o más vasos de alguna bebida al menos una vez en un lapso de 15 días. En 2001, la cifra era menor al 30%. Sólo bajó el uso del tabaco.

De los jóvenes que admiten haber consumido alguna vez alcohol, cada vez son más los que reconocen que abusaron de la bebida. La relación de los adolescentes con esta droga legal preocupa porque se estrecha un poco más cada año. Un estudio oficial presentado ayer lo marca claramente: la cantidad de estudiantes de educación media que abusa del alcohol se duplicó en la última década.
Según el relevamiento hecho por la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) el 63,4% de los estudiantes consultados que reconoce haber consumido alcohol contó que, al menos una vez en las dos semanas previas al relevamiento, había bebido más de cinco vasos en una misma noche. En 2001 esa pregunta tuvo una respuesta positiva menos contundente, lo que hace más preocupante la actualidad: sólo el 29,7% había cometido un abuso con la bebida. Pero entre varones y mujeres, son ellas las que en proporción ahora abusan más que antes. En su caso, la cantidad se triplicó: en 2001, era el 19,5% y en la actualidad ya es el 59%, lo que ya casi las equipara con los varones (68,1%).
Entre los jóvenes escolarizados de entre 13 y 17 años beber es una actividad masiva, a pesar de que su venta a menores de 18 está prohibida. Según los datos del estudio, 855.471 estudiantes de nivel medio consumieron alguna bebida alcohólica en el último mes, lo que representa el 49,3% del total (51,3% son varones y 47,6% son mujeres).
“El consumo de alcohol en el país en los últimos años se ha generalizado en todas las franjas etarias y resulta particularmente riesgoso en los grupos más jóvenes”, alerta el Observatorio de Drogas de la Sedronar. Refiere a que el 56,3% de los chicos de 15 y 16 años bebió en el último mes, mientras que el 26,4 entre los de 14 o menos y el 69,4 entre los de 17 o más.
Para Graciela Ahumada, a cargo del Observatorio de Drogas, “es preocupante la franja de 15 y 16 años desde 2009” respecto del consumo abusivo. Es que esta franja etaria supera a las otras en cantidad de bebedores de cinco o más vasos en una sola ocasión durante las últimas dos semanas (65,4% contra 63,7% de los mayores y 57,5% de los de 14 o menos). Por eso, Marcelo Gastaldi, jefe de Gabinete de la Secretaría adelanta que apuntarán a la raíz: “Empezaremos a trabajar con la prevención desde primer grado. Queremos que los chicos lleguen a tener la misma conciencia con el alcohol que hoy tienen con la ecología”.
Por ahora, la percepción es otra. Para los estudiantes encuestados, abusar no parece ser lo mismo que emborracharse. Casi tres de cada 10 consultados (27,9%) reconoció que “tomó más de la cuenta y se emborrachó” en los últimos 30 días (31,1% de varones y 24,9%, de mujeres). Tanto es así que la mitad de los estudiantes que consumieron alcohol en el último año presentan un “consumo problemático” (50,1%), según el estudio.
El relevamiento muestra que la mayoría de los abusos o las borracheras se produce con cerveza (70%) y en el boliche o en la casa de un amigo. Del grupo de los que abusan, el 31% lo hace en el boliche y el 24,2% en la casa de un amigo, entre otros lugares.
“Existe un patrón de comportamiento donde el padre facilita la primera borrachera como un lugar de contención. Además hay cuestiones económicas; es más barato comprar y tomar en casa que en el boliche”, explica a Clarín Ignacio O’Donnell, subsecretario de Planificación, Prevención y Asistencia de la Sedronar.
La “buena noticia” dentro del consumo de drogas lícitas está en la relación de los estudiantes con el tabaco. El 18,7% de ellos dice que fumó al menos un cigarrillo en el último mes. Pero la prevalencia de consumo de tabaco por mes, a diferencia del alcohol, viene bajando desde 2001, cuando marcaba el 24,8%. Los expertos entienden que las nuevas normativas ayudaron a tener una percepción más riesgosa sobre el hecho de fumar tabaco. Para el 65,8% de los estudiantes fumar cigarrillos frecuentemente implica un “gran riesgo”. Aunque habrá que ver qué pasa con los chicos, porque el 69,4% también entiende el gran riesgo de beber alcohol. Pero igual lo hace.
http://www.clarin.com/sociedad/alcohol-estudiantes-consumo_0_702529838.html

No hay comentarios: