Páginas vistas en total

miércoles, 8 de octubre de 2014

Tomar líquido de frenos, la nueva locura adolescente

En Rosario se atendieron varios casos en las últimas semanas. Algunos jóvenes consumen el producto para automóviles mezclado con alcohol, un cóctel que puede ser letal. O dejar, al menos, insuficiencias renales, hepáticas o neurológicas como ceguera o sordera
En medio de un año donde, sostienen los médicos, se incrementaron las consultas por consumo de drogas, preocupa una nueva modalidad que parece querer imponerse entre los jóvenes a la hora de buscar algún efecto en su cuerpo a la hora de salir a bailar: la ingesta de líquido de frenos o refrigerante para vehículos, algo que puede ser letal.“Atendimos dos casos en dos fines de semana distintos en boliches, dos varones de 19 y de 21 años”, precisó en El Tres el doctor Alberto Davidovich, responsable de un servicio privado de emergencias de la ciudad.
Los químicos producen al comienzo un efecto similar al del alcohol.
“Según sus compañeros, que los auxiliaron en un primer momento, habían tomado líquido de frenos. Los dos ingresaron con alteraciones neurológicas. Uno, en estado de aletargamiento (disminución del nivel de consciencia) y con convulsiones, por lo que se le puso una vía. El otro, comatoso. Llegó al móvil en estado de síncope”, detalló.Por su parte, Ricardo Cointry, otro de los médicos que habló con el móvil de De 12 a 14, advirtió que “por pequeña que sea la cantidad –digerida–, puede ser muy peligroso; hay riesgo de muerte o de morbilidad, de enfermedad renal o hepática de por vida”, con lo que “un chico joven puede terminar en diálisis”.El producto suele consumirse mezclado con alcohol. Su componente principal se llama etilenglicol, que es un químico incoloro, inodoro y con sabor dulce, que se encuentra también en anticongelantes y detergentes. El primer síntoma tras la ingesta, explican los médicos, es similar a la que causa el alcohol como borrachera, náuseas y dificultades para hablar. Pero las consecuencias pueden volverse mucho más graves.En el caso del líquido de frenos, “deja sustancias tóxicas que tapan el filtro del riñón, hasta que el paciente deja de orinar y termina en diálisis”, señaló Davidovich, que es especialista en cardiología. Y si lo que se consume es líquido refrigerante, éste “produce metabolitos que van paralizando las células del sistema nervioso”, derivando en terribles e irreversibles secuelas como sordera o ceguera. En cualquier caso, “una sobresdosis puede causar daño al cerebro, los pulmones, el hígado y los riñones, las alteraciones que provoca pueden ser tan graves que pueden provocar un shock profundo, insuficiencia del órgano y la muerte”.En caso de asistir a alguien que consumió alguno de estos productos, la recomendación no es provocarle el vómito a la persona afectada sino buscar asistencia médica inmediata, ya que el cuadro puede provocar la muerte en las primeras 24 horas. http://www.rosario3.com/noticias/noticias.aspx?idNot=153127&Tomar-l%C3%ADquido-de-frenos,-la-nueva-locura-adolescente

No hay comentarios: