Páginas vistas en total

martes, 24 de enero de 2012

Los nuevos edulcorantes

En el Simposio de Edulcorantes No Calóricos realizado en Bogotá por la Serie Científica Latinoamericana, se obtuvieron interesantes conclusiones.
1. No incrementan el hambre.Las investigaciones no demuestran que aumenten el apetito. “Se han realizado estudios en los que se administró a diferentes grupos de personas líquidos con glucosa, con edulcorantes no calóricos y agua pura, y al medir el apetito y la ingestión de alimentos, no se encontró que encontraron diferencias”, explica el Dr. Adam Drewnowsky, de la Universidad de Washington. Agrega que el mito se basa en la supuesta liberación de insulina y otras hormonas de la absorción cuando se perciben las notas dulces en la lengua, pero no están sustentados en evidencia de ningún tipo.
2. No sacan el hambre. “Sólo producen un efecto de volumen, que es transitorio” afirmó el mismo profesional en su disertación.
3. Son una herramienta para balancear el consumo energético, para aquellas personas que lo necesitan, siempre dentro de un estilo de vida activo y saludable.
4. Pueden ser usados con seguridad por toda la familia. Los estudios evidencian que son inocuos los edulcorantes no calóricos (Aspartame, Acesulfame K, Sacarina, Ciclamatos, Glicósidos de Esteviol) en niños a partir de los 12 meses y mujeres embarazadas.
5. Son un aliado para los diabéticos. Los alimentos y bebidas endulzadas con edulcorantes no calóricos son un aliado para las personas que viven con diabetes para tener una dieta más variada y disfrutar del sabor dulce de una manera segura, siempre que formen parte de una alimentación equilibrada y se acompañen de una rutina de actividad física.
6. No son peligrosos. “Se trata de ingredientes cuya inocuidad es probada siguiendo un riguroso proceso de evaluación tanto a nivel nacional como internacional, muy similar al de las medicinas, para garantizar que son seguros para el consumo humano”, afirma la Dra. Bernardene Magnuson, de la Universidad de Toronto, Canadá.
7. Son sintéticos. Si bien se llaman popularmente “artificiales” a los edulcorantes obtenidos por síntesis química, la palabra correcta debería ser “sintéticos”, y son todos salvo los glicósidos de esteviol (extracto de Stevia purificado al 95%). El extracto de Stevia se extrae como si fuera un proceso similar al de una infusión de té, pero luego se purifica, separándola de otros componentes de la hierba. Los estudios toxicológicos que aseguran la inocuidad fueron hechos con el extracto purificado al 95%.http://rouge.perfil.com/2012-01-21-2415-los-nuevos-edulcorantes/

No hay comentarios: