Páginas vistas en total

miércoles, 19 de febrero de 2014

"Sin alimentación, se detiene el crecimiento cerebral"

El doctor Abel Albino, referente de la lucha contra el hambre y sus efectos en el desarrollo cognitivo, habla sobre la campaña Pan y Cerebro, presentada en el Vaticano.
El doctor Abel Albino trabaja incansablemente para combatir el complejo tema de la desnutrición infantil. Lo suyo es una cruzada contra los daños que genera la mala alimentación, la escasez de comida nutritiva en el desarrollo de los chicos, en la inteligencia y en todos los aspectos de la vida humana. Es conocido por la tarea que efectúa y por haber sido el creador deFundación CONIN, establecida en Mendoza en 1994 siguiendo el modelo implementado por el Prof. Dr. Fernando Mönckeberg en Chile y que hoy cuenta con 50 centros en 15 provincias -20 en formación- aparte de haber exportado su metodología a otros países. Pero cada vez da un paso más. En 2013 recibió un nuevo galardón, el premio Matix de la Academia Española de Nutrición de Granada. Y eso no es todo.

En el Vaticano
En noviembre pasado integró el núcleo de oradores- investigadores y especialistas que en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano desarrollaron el ciclo Pan y Cerebro. “El proyecto –cuenta- busca atacar de diferentes maneras la temática del hambre y de la desnutrición”. La Academia, según la información recibida, cuenta con una historia de encuentros transdisciplinarios. Dada la naturaleza de los desafíos urgentes y dramáticos acerca de la educación y la pobreza, y el amplio espectro de disciplinas implicadas, decidieron centrarse en aspectos sometidos a mejoras sustanciales y puede traer esperanza y soluciones prácticas a la situación actual. Pan y Cerebro se focaliza, en parte, en las nuevas tecnologías para mejorar la alimentación y nutrición, y en mermar los efectos de la pobreza y la malnutrición en el desarrollo neurocognitivo, la educación y la forma de superarlos. Con la experiencia que van reuniendo, piensan que pueden guiar a los responsables políticos en sus decisiones para aportar soluciones a la emergencia global de millones de niños privados de alimentos y educación. En la reunión en la que participó Albino se refirieron a genética vegetal, al desarrollo del cerebro, a la seguridad alimentaria y a la educación que pueden converger hacia soluciones integradas para mejorar la calidad de la vida humana. La búsqueda, de acuerdo a documentos de la Academia, se aplica al mejor empleo de las nuevas tecnologías en el campo del desarrollo neurocognitivo y la educación. “Dos meses antes –comenta Allbino- habíamos firmado un convenio con el Vaticano, convenio relacionado con las Escuelas Ocurrentes. La idea del Papa es que todos los chicos tengan la misma posibilidad para nutrirse, construir a través de lo educativo una sociedad inclusiva; concebir la educación para que cada uno ponga lo mejor sí mismo, dar una perspectiva trascendente que permita el encuentro con el otro, valorar la cooperación y promover conciencia ambiental. Entiende que sin cerebro no se puede hacer nada." "Para tener educación hay que tener cerebro. El 80% del cerebro se forma en el primer año de vida. Crece un centímetro por mes. El crecimiento gigantesco lo hace en el primer año de vida. La formación del sistema nervioso central está determinada en los primeros 2 años de vida. Si durante este lapso el niño no recibe la alimentación y estimulación necesarias, se detendrá el crecimiento cerebral y el mismo no se desarrollará normalmente, afectando su coeficiente intelectual y capacidad de aprendizaje; corriendo el riesgo de convertirse en un débil mental. Con alimento y estímulo adecuado el individuo tendrá rapidez mental, capacidad de relación, de asociación."
-¿Cuál es el valor de la leche materna y qué sucede cuando una mamá no puede amamantar?
- La leche materna es fundamental. Dios cubre las necesidades con éste invento. La leche materna protege: le da la cuota de humanidad al hombre. La leche materna es barata, está a mano, siempre disponible y no hace falta talar bosques para hacer energía, es decir, resulta ecológica.
El chico alimentado a pecho tiene menos trastornos alérgicos y un coeficiente intelectual de 10 puntos más. Y la mujer que amamanta sufre menos alteraciones en su organismo, menos posibilidades de tener cáncer de mama, por ejemplo. En los Estados Unidos se hizo un estudio a los hombres que fueron a la guerra de Vietnam pero que no habían matado por ser incapaces de hacerlo. Un rasgo distintivo es que habían sido amamantados. Hay madres que no quieren o no saben o no pueden dar de mamar porque los bebés son intolerantes a la leche materna, o porque están enfermas, tienen infecciones o permanecen internadas. En estos casos una mamadera dada con amor, con atención, con cariño y caricias genera los mismos efectos positivos de la leche materna.
-Ahora muchas mamás son vegetarianas, no quieren darles carne ni leche vacuna. ¿Qué opina?  
- No hay elementos que justifiquen no darles estos alimentos. Si de adultos, ya mayores, quieren ser vegetarianos, que lo sean por elección propia. Hay que educar acerca de la necesidad fundamental de darles hidratos, minerales y agua. No se debe hacer experimentos con los niños. 
-¿Qué sucede con la desnutrición en la Argentina?
 - En el país no hay estadísticas acerca de los niveles de desnutrición de los niños. La desnutrición es el estado final del subdesarrollo. De nada sirve que a un chico se lo alimente bien si regresa a un lugar hostil. Si queremos quebrar la desnutrición, es preciso hacer un abordaje integral de la pobreza. Nosotros trabajamos en diferentes programas desde CONIN dando respuestas concretas a la desnutrición y haciendo el primer centro de prevención mundial.
-¿Qué ocurre con los chicos?
- La mortalidad infantil es un indicador indirecto de desnutrición. Estamos del 12 al 15 por 1.000. Va del 4,8 en Tierra del Fuego, al 20 por 1.000 en Formosa. La principal riqueza de la Nación, del mundo, es el capital humano. La desnutrición se puede prevenir, revertir, modificar. La desnutrición primaria se da por falta de alimentos en los países pobres o empobrecidos. La secundaria tiene síndromes de determinadas enfermedades o enfermedades de fondo. A veces ocurre por mala alimentación. En Las Heras, Mendoza, está trabajando un equipo de la Universidad Austral al cual se sumó la Fundación Zaldivar y la Ronald McDonald. Les llama la atención lo mal que comen las personas. Existe una cantidad de chicos obesos y de baja talla. En la pobreza, al no haber ingresos, no se crece por falta de comida de calidad. Mejoran cuando vuelven a una dieta normal. Ahora hay desnutridos crónicos, obesos o chicos largos con el fémur corto -son desnutridos crónicos-.
-Los orientales consumen poca carne en general, ¿qué sucede con ellos?
- Al occidentalizarse, al cambiar la dieta y adoptar vacunas y tener más cobertura en servicios básicos, cambian las estructuras corporales.
-¿Qué consejo daría para los que empiezan ahora el colegio?
- Alimentarlos bien y al mismo tiempo darles seguridad, enseñarles a vivir con valores: los valores no se declaman, la virtud se encarna; ser patriota es una virtud; estimular la fe, la caridad, la moral, ser positivos. Debemos ocuparnos de los chicos con buenas lecturas, las crisis pasan, ellos se van criando, es preciso hacerlos fuertes, seguros. Es fundamental terminar con la guerra del hombre contra el hombre, y luchar contra el hambre. http://www.clarin.com/buena-vida/salud/alimentacion-detiene-crecimiento-cerebral_0_1086491550.html

No hay comentarios: