Páginas vistas en total

viernes, 15 de mayo de 2015

El “snackeo” crece y ya se lo considera como una quinta comida

El ritmo de vida urbano y el comer apurado, de rato a rato, generó el nacimiento de la “quinta comida” del día. Así lo determinó una encuesta que se realizó entre 1.363 personas de grandes centros urbanos del país. El trabajo, del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil Dr. Alejandro O’Donell (CESNI), precisó que el 80% de los encuestados además de desayuno, almuerzo, merienda y cena, realizan “snacking”. ¿De que se trata? De cualquier alimento ingerido entre las hasta ahora comidas tradicionales, más allá de que se trate de alimentos de copetín o frutas. El fenómeno se da también entre los más chicos. Los tiempos y las actividades extraescolares aumentaron en las últimas décadas. Al mismo tiempo, la industria de alimentos desarrolló propuestas en porciones pequeñas para que se puedan consumir individualmente, incluso en la calle. Esos factores incidieron en la aparición de la “quinta comida”.La investigación concluyó que se trata de un patrón estable que se realiza a lo largo de toda la semana y que lo practica el 80% de la población de los centros urbanos, independientemente de su edad. Puede ocurrir a media mañana o a media tarde y en la mayoría de los casos fuera del hogar. ¿El alimento elegido? Según el caso, una manzana, un yogur o un poco recomendable paquete de palitos. El snack representa entre el 5 y 12% de la energía diaria, según la dieta de cada persona. Pero tiene una incidencia mayor en la alimentación diaria de los chicos que en la de los adultos. Mientras su aporte nutricional es bajo, representa el 9% de las grasas saturadas y el 23% de los azúcares agregados que se ingieren. La nutricionista María Elisa Zapata, investigadora adjuna del CESNI, señala que esta nueva comida “no tiene por qué asociarse con obesidad o con un hábito negativo. Biológicamente tenemos un estómago pequeño, por lo que está en la naturaleza humana la necesidad de comer varias veces al día”.La preocupación pasa por otro aspecto. Según el estudio, sólo un tercio de la población elige para “snackear” alimentos saludables. Otro tercio come los considerados poco saludables (en este segmento, prevalecen los adolescentes y adultos). 
Resultado de imagen para imagenes de sandwiches de milanesa
En las bebidas, eligen más gaseosas e infusiones dulces, en lugar de agua o infusiones sin azúcar. El último tercio practica un snacking mixto (mayormente, los chicos de entre 3 y 11 años). Una dieta rica en grasas, azúcares y sodio aumenta el riesgo de sufrir trastornos como obesidad, colesterol e hiperglucemia. “El snackeo puede disminuir la calidad de la dieta, pero también es oportunidad para mejorarla a partir del consumo de frutas, lácteos y otros alimentos de buena calidad nutricional”, señala el pediatra Esteban Carmuega, director del CESNI. En promedio, los alimentos que se consumen en el snackeo son infusiones con azúcar (19%), frutas (17%), panificados y galletitas (14%), bebidas e infusiones sin azúcar (13%), yogur (9%) y azúcares, dulces, golosinas y postres (9%). En conjunto, alrededor de la mitad de los alimentos que se ingieren en la llamada “quinta comida” son pobres en calidad nutricional (46%), pero la otra mitad se compone de frutas, lácteos y cereales, calificados como alimentos saludables, siempre que no se consuman en exceso. Las personas que tienen un patrón de snackeo menos saludable ingieren en esa quinta comida el doble de calorías, tres veces más cantidad de grasas totales, saturadas, azúcares libres y sodio, y menos de la mitad de vitaminas, que quienes snackean en forma saludable.Consultado por Clarín, el nutricionista de la UBA Sergio Brito explicó: “Es bueno incorporar el hábito de leer la información nutricional en etiquetas. Lo ideal es que una porción de snacking no supere las 100 calorías”. Hay que evitar alimentos industrializados como papas saladas, galletitas dulces o saladas –se pueden reemplazar por galletitas integrales– y golosinas, como los alfajores.http://www.clarin.com/sociedad/snackeo-alimentacion_0_1357664291.html

No hay comentarios: