Páginas vistas en total

miércoles, 24 de octubre de 2012

¿Qué deberían comer los niños antes de hacer deporte?

Todas las comidas son importantes, pero en los niños deportistas la última comida antes de entrenar requiere de algunas consideraciones especiales. Consejos de las especialistas.

Por Marcia Onzari y Viviana Langer (*)

Todas las comidas son importantes, pero en los niños deportistas la última comida antes de entrenar requiere de algunas consideraciones especiales, porque cumple varios objetivos:
- Abastece al cuerpo de energía.
- Previene intolerancias digestivas
- Previene que el niño sienta hambre
- Suministra agua
El intervalo de tiempo entre la última comida y el inicio del entrenamiento influye fuertemente en el rendimiento deportivo. Lo ideal es que durante la hora previa al inicio de la actividad los niños no coman alimentos y que entre 1 a 4 hs previo al inicio coman alimentos ricos en hidratos de carbono como cereales y sus derivados (Ej. panes, pastas, vainillas, cereales para el desayuno), frutas, papa.
Los alimentos ricos en hidratos de carbono requieren poco trabajo digestivo y brindan energía durante la práctica deportiva.

Estas son algunas recomendaciones y alimentos sugeridos para la última comida previa a los entrenamientos y las competencias:
Si es el desayuno o la merienda: Incluir dos vasos de agua; leche o yogur descremados; pan; cereales, granolas, frutas, jugos, mermeladas, miel, gelatinas, helados de agua, bizcochuelo, vainillas, by biscuit.
Si es el almuerzo o la cena (preferentemente comer 2 horas antes del inicio de la actividad): incluir dos vasos de agua; evitar frituras; preferir salsas simples (ej. tomate); preferir carnes blancas (ej. pollo, pescado); incluir variedad de pastas, cereales, hortalizas, legumbres, frutas.
En la comida cercana al inicio de la práctica deportiva es adecuado limitar:
- Los alimentos ricos en grasas porque requieren mayor trabajo digestivo y pueden producir náuseas o vómitos.
- Las bebidas con gas, porque pueden producir malestar abdominal.
- Los alimentos que nunca se probaron, para prevenir inconvenientes por falta de tolerancias en el momento cercano a la práctica deportiva.
- El volumen excesivos de alimentos, porque producen malestar gástrico.
- Las golosinas y las bebidas azucaradas en exceso, porque pueden producir un pico de elevación del azúcar en sangre y un posterior descenso rápido, produciendo fatiga y bajo rendimiento.
Los niños que no hayan comido durante las últimas cuatro horas antes de comenzar la práctica deportiva no deberían realizar actividad física.
* autoras de Alimentación para la actividad física y el deporte (Ed. El Ateneo)
http://rouge.perfil.com/2012-10-22-16577-que-deberian-comer-los-ninos-antes-de-hacer-deporte/





No hay comentarios: