Páginas vistas en total

martes, 28 de julio de 2015

El Amor No Es Un Sentimiento, Es un Impulso: Neurociencia.

El fenómeno del amor incluye procesos neurológicos, conductuales y emocionales, que de alguna manera invaden todo nuestro cuerpo es por ello que estar enamorado es, cuando todo es favorable, una de las mejores experiencias en el ser humano. En su trabajo sobre el amor, Helen Fisher, investigadora de la Universidad de Rutgers, colocó a 32 personas profundamente enamoradas en un escaner de resonancia magnética, con la finalidad de registrar su actividad cerebral, de estas 32 personas 17 de ellas estaban profundamente enamorada y eran correspondidas y 15 estaban profundamente enamoradas y despechadas.Con base en los resultados, para Helen Fisher el amor no es un sentimiento sino un impulso, originado en el motor de la mente, de la parte de la mente que desea, que ansía. Fisher comprobó que zonas importantes del cerebro se activan cuando nos encontramos centrados en el objeto de nuestro afecto, una de ellas tiene que ver con nuestros cerebro primitivo reptiliano, el núcleo caudado. De igual manera el “amor” acciona las zonas del cerebro asociadas con la liberación de dopamina, oxitocina y  norepinefrina, entre otras.  Fisher ha mencionado que estar enamorado es muy similar a estar bajo la influencia de alguna droga dura ya que la zonas cerebrales que se activan cuando nos centramos en el objeto amado son las mismas que se activan cuando nos encontramos drogados.
Según Fisher, el amor romántico es uno de los tres sistemas cerebrales que evolucionaron del apareamiento y la reproducción:
love amor gif emotivo 14
1.- El impulso sexual: El deseo de gratificación sexual, hormonas sexuales como la testosterona y el estrógeno toman el escenario principal.
2.-Amor romántico: Euforia, obsesión del amor fresco. Sustancias químicas como la adrenalina, la dopamina y la serotonina hacen que comencemos a sentirnos “enamorados”, imposible pensar en nada más que en nuestro objeto amado, la dopamina nos hace sentir un placer intenso, la adrenalina y el cortisol comienzan a inundar el torrente sanguineo es decir, nos sentimos magnificamente y por otro lado nos convertimos en un manojo de nervios.
3.- Apego: La sensación de calma y seguridad que puedes sentir con una pareja a largo plazo. Las sustancias químicas cambian ahora la protagonista es la oxitocina, la llamada hormona del amor, misma que permite a las madres crear un vinculo fuerte con su bebé durante el periodo de lactancia y que inunda el cuerpo cuando experimentamos un orgasmo, presumiblemente para sentirnos más unidos con nuestra pareja.Estos sistemas cerebrales son la manera en que la naturaleza nos hace sentir la necesidad de tener y seleccionar una pareja con el objetivo de preservar la especie mediante la procreación y permanecer unidos el tiempo suficiente criar a nuestros hijos. Con esto podría decirse que las mariposas en la cabeza, la sensación de confort, las ganas locas de escuchar la voz de tu amad@, los deseos intensos de verle sonreír, la vida color de rosa, el corazón roto, los celos, etc, no son más que manifestaciones de nuestra evolución natural.https://diavirtual.wordpress.com/2014/05/27/del-amor-sin-lo-romantico-amor-romantico/

No hay comentarios: