Páginas vistas en total

viernes, 26 de febrero de 2016

"Blue Star", la droga que convierte a los adictos en caníbales

Llegó a Londres y generó asombro. Se trata de una droga que “puede convertir a los adictos en canibales”. Se llama Blue Star (estrella azul) y las llaman "sales de baño" por su aspecto.
Esta sustancia ya se había hecho conocida en Florida durante 2012, cuando un adicto que luego se identificó como Rudy Eugene atacó a un vagabundo luego de haberla consumido. El hombre fue hallado masticando el rostro de su víctima.
Lo que se sabe es que, durante la jornada del 26 de mayo de ese año, Eugene -conocido como "El Caníbal de Miami- consumió una fuerte dosis de la droga y, bajo el efecto generado, su cuerpo habría tomado una temperatura considerablemente elevada. Por eso, decidió quitarse la ropa y, en algún momento posterior, tuvo la intención obsesiva de comer carne humana.
La droga Blue star ya es popular en Londres.
El estupefaciente "Blue Star" es una droga alucinógena con características similares a la cocaína sintética. Contiene metilendioxipirovalerona (MDPV), lo que le da al consumidor una fuerza impensada, aumenta la presión sanguínea, acelera su ritmo cardíaco y produce un fuerte calor interno que lleva a la persona a desnudarse.
Además, como efecto adicional, suprime el dolor, provocando la falta de reacción del consumidor ante la violencia física. Por eso, también se denomina a la sustancia como "droga zombie"."Alguien que conozco tuvo una mala reacción: temblores, hinchazón, las venas de las manos se agrandaron y se pusieron rojas durante una buena hora o más, alucinaciones. Solo quiero advertir a la gente”, contó en el Mirror un consumidor, quién también advirtió que la droga "se está haciendo popular" en Londres.
Por su parte, el bioquímico Paul Skett de la Universidad de Glasgow manifestó que el término sales de baño, para denominar a la droga,  "es muy amplio y podría referirse a gran número de cosas". En tanto, advirtió que "podría imitar los efectos de la mefedrona o MDMA o las anfetaminas" y que si se la toma con algo más, "podría potencialmente magnificar sus efectos”.http://www.perfil.com/internacional/Blue-Star-la-droga-que-convierte-a-los-adictos-en-canibales-20160225-0035.html

miércoles, 3 de febrero de 2016

Legalizan en Irak el matrimonio infantil a partir de los nueve años

Las niñas menores de nueve años en Irak podrían ser legalmente casadas bajo la legislación presentada recientemente y criticada por ser una enorme regresión en los derechos de las mujeres.El proyecto de ley, que establece nuevas reglas matrimoniales e introduce nuevas restricciones religiosas sobre los derechos de las mujeres, ha sido aprobado por la coalición de Gobierno en un esfuerzo por atraer el apoyo de los musulmanes chiitas en vísperas de las elecciones parlamentarias que se celebrarán el 30 de abril, informa ‘The Telegraph’. Los chiitas constituyen la mayoría de la población de Irak y el proyecto corresponde a su ley de estatus personal llamada Jaafari.La ley iraquí actual establece la edad mínima para contraer matrimonio en los 18 años sin permiso de los padres. Las niñas a partir de 15 años pueden contraer matrimonio solo con la aprobación de los progenitores. Sin embargo, acorde a la nueva legislación, las niñas podrían contraer matrimonio a partir de los nueve años e incluso más jóvenes, en caso de consentimiento de su tutor, padre o abuelo.


ninas irak casan 9


Las niñas menores de nueve años en Irak podrían ser legalmente casadas bajo la legislación presentada recientemente y criticada por ser una enorme regresión en los derechos de las mujeres.El proyecto de ley, que establece nuevas reglas matrimoniales e introduce nuevas restricciones religiosas sobre los derechos de las mujeres, ha sido aprobado por la coalición de Gobierno en un esfuerzo por atraer el apoyo de los musulmanes chiitas en vísperas de las elecciones parlamentarias que se celebrarán el 30 de abril, informa ‘The Telegraph’. Los chiitas constituyen la mayoría de la población de Irak y el proyecto corresponde a su ley de estatus personal llamada Jaafari.La ley iraquí actual establece la edad mínima para contraer matrimonio en los 18 años sin permiso de los padres. Las niñas a partir de 15 años pueden contraer matrimonio solo con la aprobación de los progenitores. Sin embargo, acorde a la nueva legislación, las niñas podrían contraer matrimonio a partir de los nueve años e incluso más jóvenes, en caso de consentimiento de su tutor, padre o abuelo.Ayad Allawi, ex primer ministro de Irak, advirtió el martes que la aprobación de la ley llevaría al abuso de las mujeres. “Permite que las niñas se casen a partir de nueve años de edad e incluso más jóvenes”, le cita el periódico británico. “Hay otras injusticias contenidas en la ley también”. Así, la legislación incluye una cláusula según la cual las mujeres deben cumplir con las exigencias sexuales de sus esposos. A los hombres se les otorgan derechos de tutela sobre las mujeres. La ley también establece normas que regulan las relaciones polígamas.Varios grupos y activistas de defensa de los derechos humanos ya han criticado la ley como un revés para los derechos de las mujeres y una “desigualdad legalizada”. “Convierte a las mujeres en herramientas para el disfrute sexual”, afirma Hanaa Edwar, una activista bien conocida en el país. “Elimina todos sus derechos”.Mientras tanto, los partidarios del proyecto dicen que simplemente regula las prácticas que ya existen en la vida cotidiana: según las autoridades, el número de casadas menores de 18 años ha aumentado desde el derrocamiento de Saddam Hussein en 2003.

martes, 2 de febrero de 2016

Del laboratorio a la mesa: la carrera por llevar la carne artificial al mercado

Varias startups están en una carrera para ser la primera en llenar los platos de los consumidores con hamburguesas y salchichas creadas en laboratorios que sepan tan bien como las de carne de res y cerdo.Memphis Meats Inc., una empresa de San Francisco fundada por tres científicos, apunta a ser en tres o cuatro años la primera en vender carne desarrollada a partir de células animales en tanques de acero. Rivales como Mosa Meat y Modern Meadow Inc. también buscan llevar este tipo de "carne cultivada" al mercado en los próximos años.La competencia pone de manifiesto la forma en que estas iniciativas se han expandido desde la prueba de sabor de una hamburguesa creada en un laboratorio en 2013. El proyecto de varios años fue financiado con US$330.000 de Sergey Brin, cofundador de Google Inc., y dirigido por el fisiólogo Mark Post. Las reseñas de la hamburguesa fueron variadas, pero motivaron a Post, quien cofundó la empresa holandesa Mosa Meat, a seguir adelante.
El ambicioso objetivo es revolucionar la cría de animales moderna, que según estimaciones de Naciones Unidas consume un tercio de los granos del mundo y utiliza un cuarto de toda la tierra para pastoreo. Las empresas dicen que cultivar carne con células y biorreactores -similares a los fermentadores usados para hacer cerveza- consume una fracción de los nutrientes, crea muchos menos desechos y evita la necesidad de usar antibióticos y aditivos."La industria de la carne sabe que sus productos son insostenibles", afirma el presidente ejecutivo de Memphis Meats, Uma Valeti, cardiólogo y profesor de medicina de la Universidad de Minnesota. "Creemos que en 20 años, la mayoría de la carne vendida en las tiendas será cultivada".Memphis Meats planea anunciar este mes su estrategia y una financiación de cerca de US$2 millones de las firmas de capital de riesgo SOSV LLC y New Crop Capital.La ganancia podría ser enorme. En Estados Unidos, por ejemplo, los consumidores gastaron US$186.000 millones en carnes y aves en 2014.Algunos en la industria cárnica dudan que los consumidores, muchos de los cuales exigen alimentos orgánicos o "naturales" sin aditivos ni ingredientes transgénicos, acepten la carne cultivada. Representantes de Tyson Foods Inc., Hormel Foods Corp. y Perdue Farms Inc., tres grandes empresas del sector, no quisieron comentar, salvo para decir que la tecnología era demasiado nueva.No obstante, el entusiasmo de las firmas de capital de riesgo e inversionistas de Silicon Valley por las nuevas tecnologías para saciar el apetito de los consumidores por la carne es desbordante. Bill Gates, cofundador de Microsoft Corp., y Biz Stone y Evan Williams, cofundadores de Twitter, han invertido en las empresas de proteína basada en plantas Beyond Meat e Im-possible Foods Inc.Memphis Meats cultiva carne aislando células de vaca y cerdo que tienen la capacidad de regenerarse, proveyéndoles oxígeno y nutrientes como azúcares y minerales. Las células se desarrollan dentro de biorreactores y se transforman en músculo esquelético que puede ser recogido entre nueve y 21 días después, dice Valeti.Mosa Meat, la empresa formada por Post junto con Peter Verstrate, técnico alimentario de la Universidad de Maastricht, se propone vender carne molida a restaurantes de primera categoría y tiendas especializadas dentro de cuatro o cinco años. La firma está atrayendo a potenciales inversionistas, dice Post. Si bien la eficiencia y los aspectos medioambientales del método interesan a algunos consumidores, "tomará tiempo y gente que lo adopte temprano" para que despegue, agrega.Modern Meadow trabaja en cuero cultivado, que podría salir a la venta en dos o tres años, señala Sarah Sclarsic, la directora de negocios de la empresa de Brooklyn. La carne, dice, "es una misión de mayor plazo para nosotros".Las startups dicen que su principal desafío será aumentar la producción y mantener los costos lo suficientemente bajos como para que la carne cultivada cueste, y sepa, casi igual que la de animales. Actualmente, cuesta casi US$40.000 producir un kilo de carne molida de Memphis Meats. Con el tiempo, Memphis Meats y Mosa Meat aspiran a vender productos más complejos como bistec y producir carne más saludable cultivando células que contengan menos grasa saturadaEjecutivos de Memphis Meats dicen que han conversado con el Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. acerca de las posibles regulaciones. La FDA probablemente evaluará la carne cultivada antes de que el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del USDA comience a regular el producto y la forma en que se procesa, dijo un vocero del USDA.Memphis Meats planea presentar su carne en restaurantes y minoristas, incluyendo varios establecimientos de barbacoa del área de Memphis copropiedad de William Clem, ingeniero de tejido y cofundador de la empresa junto con Valeti y Nick Genovese, un biólogo de células madre.Clem cuenta que ha estado promocionando la idea de la carne cultivada a comensales regulares de su cadena, Baby Jack's BBQ, y que algunos tienen dudas y otros se interesan."Este es probablemente el mercado más difícil que pueda imaginar para algo como esto. Es Memphis, Tennessee; la tradición (de la barbacoa) es lo más importante", dice Clem. "Tenemos una hoja de ruta para empezar de a poco y presentarla a la gente y recibir algunos comentarios". Memphis Meats ha hablado de su producto con distribuidores de alimentos como U.S. Foods Inc. y Sysco Corp., añade.Steve Lieber, director de marca global de BurgerFi, una cadena de Florida que sirve hamburguesas de vacas alimentadas con pasto y utiliza mesas hechas de botellas de leche recicladas, dice que su empresa consideraría el uso de carne de res cultivada para una especialidad de temporada si supiera tan bien como la carne que utiliza actualmente."Queremos ser una compañía de vanguardia en todo lo que hacemos", asevera. Pero "en este momento para la Generación del Milenio, la tendencia hacia lo natural está arraigada".http://www.lanacion.com.ar/1867305-del-laboratorio-a-la-mesa-la-carrera-por-llevar-la-carne-artificial-al-mercado